Logo DentaTips
Sección Pacientes

¿Cuándo aparecen las muelas del juicio?

Publicado el: 10 de Febrero de 2014

El nacimiento de las últimas cuatro muelas de la cavidad bucal trae complicaciones para la mayoría de personas y es una de las causas más frecuentes de consulta en las clínicas de los dentistas. 

Las muelas del juicio, conocidas también como terceras molares o cordales, pueden brotar aproximadamente desde la adolescencia hasta los 25 años.  Conoce el proceso de cómo los dientes se van formando y descubre los estragos que pueden suceder cuando llegan estos nuevos integrantes a la cavidad bucal.

Un cambio permanente. Cerca de los seis o siete años los infantes empiezan un cambio de piezas y se forma el resto de dientes, alcanzando un total de 28.

Las cordales.  Algunos pacientes no perciben los estragos que estas piezas están causando en el resto de sus dientes a mediano y largo plazo, y es bajo el porcentaje de aquellos que no presentan ningún problema.

Una visita al odontólogo para revisar el aparecimiento de tus terceras molares antes de los 20 años puede hacer la diferencia.  Las raíces están formándose y es sencillo realizar un estudio por medio de una radiografía para conocer la posición en que están saliendo, y así evaluar la necesidad de una intervención quirúrgica.

Las muelas del juicio comienzan a crecer en las esquinas de los maxilares.  Como el resto de la dentadura está formada, no se tiene espacio para acomodar las piezas nuevas.  Este inconveniente se debe a que los huesos maxilares tienen un tamaño menor al de generaciones pasadas.  El cambio de hábitos alimenticios es una de las teorías más precisas para explicar este cambio físico, porque los alimentos son más suaves y los dientes no necesitan del mismo esfuerzo y desgaste de siglos atrás.

La mejor solución.   Eliminar las cordales es el único procedimiento efectivo que existe para evitar y calmar las molestias.  Los dentistas aconsejan realizar la operación desde la adolescencia o antes de los 20 años, porque extraer las piezas a esta edad es más sencillo en comparación con las personas mayores de 30 años, quienes tienen los huesos más rígidos.

Antes y después de la operación

Come bien antes de someterte a la intervención, porque después no podrás consumir alimentos por medio día.  Además, los especialistas recomiendan lo siguiente:

-Después de la intervención evita escupir, porque estimulas el sangrado de la herida y no permites la formación del coágulo.

-Consume alimentos blandos como sopas, yogur y gelatinas, durante dos días.
-Mantén limpia el área y cepíllese con cuidado.

-No toques la herida con tu lengua, dedo u objetos.
-Evita el uso de pajillas para consumir bebidas.
-No fumes.
-Prefiere las bebidas frías o tibias, nunca  calientes porque generan más circulación de sangre.
-Lleva el control de analgésicos y antiinflamatorios que te recete el doctor.
-Al día siguiente practica ejercicios abriendo y cerrando la boca.  Utiliza los dedos pulgar e índice para ayudarte.



Los síntomas más representativos del aparecimiento de las molares son:

•  Hinchazón en el rostro.
•  Dolor al abrir la boca.
•  Sabor desagradable.
•  Mal aliento.
•  Dolor de cabeza.

Además, se diagnostican también problemas de infecciones graves, porque es una zona difícil de limpiar con el cepillo y se acumula sarro o restos de comida.

 

Fuente: Ojo Científico 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?