Logo DentaTips
Sección Pacientes

Cáncer bucal, 8 claves para identificarlo

Publicado el: 04 de Febrero de 2014

El cáncer constituye uno de los mayores problemas que enfrenta la humanidad, no sólo en el ámbito de la salud pública, sino también para las ciencias en general, y unos de los tipos de cáncer más comunes y que puede ser detectado con más facilidad en sus etapas tempranas es el cáncer bucal.

El cáncer bucal constituye una enfermedad destructiva de la región oral bucal. Éste puede afectar la lengua, la cara interna de las mejillas, el paladar duro (la región frontal del techo de la boca) o las encías, en la parte posterior de la garganta, en las amígdalas o en las glándulas salivales.

No siempre se pueden identificar los primeros signos de alerta, de allí la importancia de las revisiones odontológicas. No obstante, además de los controles regulares, debe visitar a su dentista si observa alguna de las siguientes anomalías:

Una llaga en los labios, en las encías o dentro de su boca que sangra con facilidad y no cicatriza.

Un bulto o engrosamiento en la mejilla que usted puede percibir con la lengua.


Pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca.


Manchas blancas o rojas en las encías, la lengua o dentro de la boca.


Dificultad para masticar o deglutir los alimentos.


Dolor, sin explicación alguna, en la boca o sensación de atoramiento en la garganta.


Hinchazón muy fuerte de la mandíbula, provocando que la prótesis no se ajuste apropiadamente.


Cambio en la voz.


Los factores de riesgo más serios en el cáncer oral son el hábito de fumar o  masticar tabaco y el consumo de alcohol. Si fuma o mastica tabaco y además bebe alcohol, su riesgo se intensifica aún más.

Otros factores que pueden incrementar el riesgo de cáncer oral son, entre otros: la irritación crónica (a causa, por ejemplo, de dientes ásperos, dentaduras postizas u obturaciones defectuosas), el contagio del virus del papiloma humano, higiene oral y dental deficientes.  Algunos casos de cáncer oral se inician como una placa blanca (leucoplasia) o como una úlcera bucal.


Generalmente se recomienda la extirpación quirúrgica del tumor si éste es pequeño. La cirugía se puede usar junto con la radioterapia y quimioterapia para los tumores más grandes. Estos tratamientos son más comunes si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el cuello.


Evitar el cigarrillo u otro uso del tabaco, hacerse corregir problemas dentales, limitar o evitar el consumo de alcohol y practicar una buena higiene oral puede prevenir eficazmente la aparición del cáncer bucal.

 

Fuente: Salud Vital

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?