Logo DentaTips
Sección Pacientes

Cómo borrar las huellas del cigarro

Publicado el: 02 de Diciembre de 2013

Los riesgos y enfermedades relacionadas al consumo de  tabaco, son diversas. Un informe publicado en British Journal Medical, nos describe  la "cara de un fumador", afirma que para identificar a un fumador con 10 años o más de este mal hábito, basta identificar las siguientes características físicas:

 

-Cara envejecida, con arrugas muy marcadas y profundas líneas de expresión
-Semblante con huesos prominentes
-Piel opaca o grisácea
-Manchas en piel, uñas o dientes
-Cabello reseco, sin brillo o quebradizo

 

Si  ya conseguiste dejar el tabaco, te apoyamos con algunos tips para recuperar totalmente tu belleza, dejar atrás tu historia con el cigarrillo y la “cara de fumador”.


Dientes

 

¿Qué te parecería recuperar la frescura y brillo de tu sonrisa?,  consiéntete con una sesión de blanqueamiento dental, asiste de forma regular con tu dentista ya que otro efecto que puede tener el tabaquismo es caries o mal aliento. No olvides cepillar tus dientes de forma adecuada y después de cada alimento.


Párpados hinchados

 

La congestión de los senos nasales y rinitis producidas por el humo del tabaco, pueden hacerte lucir una mirada cansada. Calienta agua con manzanilla, moja con ella un poco de algodón y coloca sobre tus párpados, notarás la diferencia.

 

 

 

Cabello quebradizo

 

El monóxido de carbono tiene efecto “secante” por lo cual tu cabello puede lucir seco y quebradizo. Adquiere una mascarilla capilar rehidratante para nutrir, dar cuerpo y brillo a tu cabellera.


Uñas amarillas

 

Otra consecuencia del consumo de tabaco es el daño en las uñas, principalmente la coloración amarilla. Un tratamiento casero consiste en mojar tus uñas en jugo de limón durante 5 minutos, luego de ello mójalas durante el mismo tiempo en leche. Otra opción es sumergirlas en vinagre blanco, también durante 5 minutos.


Piel reseca

 

Los radicales libres contenidos en el humo del tabaco alteran la síntesis de colágeno en la piel, provocando arrugas prematuras y resequedad. Elige cremas que contengan colágeno, hidratantes y consume  por lo menos 2 litros de agua natural al día.

 

De acuerdo a la Secretaría de Salud Federal (Ssa), el consumo de tabaco, se asocia también  a molestias durante la menstruación y en mujeres embarazadas eleva el riesgo de parto prematuro.

 

Contiene más de 4 mil sustancias químicas y al menos 43 de ellas son cancerígenas, las demás son  tóxicas o alteran los genes. Te felicitamos por tu fuerza de voluntad al dejar el cigarro, ahora es momento de consentir tu cuerpo y recuperar tu salud totalmente. ¡Ánimo!

 

Fuente: Salud 180

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?