Logo DentaTips
Sección Pacientes

¿Te huele la boca?

Publicado el: 23 de Octubre de 2013

¿Te huele la boca?

 

El mal aliento es un padecimiento común que puede tener diversas causas.


Tener mal aliento o halitosis, es un problema muy molesto y penoso por el que pasan muchas personas al hablar o estar cerca de alguien más. Llega a ser tan severo, que puede afectar la vida social, afectiva e incluso laboral de los individuos. Es muy probable que para las personas que lo padecen generalmente pase desapercibido, pero, para los demás este problema no puede de ninguna forma pasar inadvertido.


La halitosis tiene una gran prevalencia en la población general, se considera que más del 60% de las personas la padecen o la han padecido. Casi todo el mundo presenta halitosis matutina, después de varias horas de sueño nocturno, debido a que las estructuras de la boca han estado en reposo y la producción de saliva ha sido muy escasa.


El mal olor de la boca se produce por descomposición bacteriana de restos de alimentos entre los dientes, saliva, células de la mucosa oral o de sangre, que producen sustancias volátiles. Debido a esta producción de sustancias, más del 90% de los casos de halitosis tienen su origen en la cavidad oral y cuando no existe patología, suele ser por higiene bucal escasa.

Otras causas de mal aliento: Si su dentista determina que tiene la boca saludable, podría referirlo a su médico de cabecera o a un especialista para determinar la causa del mal aliento, pues la halitosis también puede ser provocada por otros padecimientos como: sinusitis, infecciones de vías respiratorias, reflujo, gastritis, cambios hormonales, mala alimentación, tabaquismo o por la ingesta de bebidas alcohólicas.  Algunas enfermedades crónicas como la diabetes, la insuficiencia renal crónica, problemas de hígado o ciertos tipos de cáncer, producen también mal aliento.

Generalmente uno mismo no se da cuenta que puede tener mal aliento, pero para saber si se padece de halitosis se pueden llevar a cabo algunas pruebas muy sencillas:

- Tocar con la lengua la muñeca de la mano, dejar secar durante 30 segundos y apreciará si tiene mal aliento.

- Frote la lengua sobre una toalla o pañuelo, deje secar y al olerla percibirá la presencia de halitosis.

 

Tratamientos  y  recomendaciones:

Se recomienda acudir a un Odontólogo Certificado para que examine adecuadamente la cavidad oral. Él o ella le pueden ayudar a identificar la causa y, si se debe a una condición dental, seguramente le indicara un detartraje o limpieza dental para eliminar el sarro y puede desarrollar un plan de tratamiento para ayudar a eliminar el problema, atendiendo o rehabilitando las piezas dentales con caries.


Cepillado dental: Como mínimo dos veces al día o después de cada comida principal y sobre todo nunca olvidar antes de ir a dormir por la noche. El cepillado de los dientes debe realizarse en todas sus caras y también debe incluir el dorso de la lengua. Se recomienda un cepillo dental suave y una pasta de dientes que tenga un alto contenido en fluoruro.

Uso de hilo dental: Muy importante para eliminar los restos de comida incrustados entre los dientes.

Usar un enjuague bucal, de preferencia libre de alcohol y éste nunca sustituirá al cepillado dental.
Ingesta suficiente de agua: Se recomienda beber entre uno y dos litros de agua al día para favorecer la producción de saliva.


Evitar en lo posible: El café, tabaco, alcohol y alimentos de intenso sabor u olor, que provocan o aumentan la halitosis.

 

Es esencial mantener una buena salud bucal para reducir el mal aliento. 

 

 

Por C.D.  Certificado Jorge Alberto Romero Martínez

 

 

Fuente: Asociación Dental Mexicana (ADM)

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?