Logo DentaTips
Sección Pacientes

Caminar reduce riesgo de cáncer de mama

Publicado el: 07 de Octubre de 2013

Caminar reduce riesgo de cáncer de mama


Entre más actividad física se tenga mayor es el beneficio.


Además de cuidar tu cuerpo con autoexploración y buena alimentación, un fiel combatiente del cáncer de mama es algo tan simple como caminar, de acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention que indica que las mujeres posmenopáusicas activas o que caminaban durante al menos siete horas semanales mostraron menor riesgo de padecer cáncer de mama.


Las mujeres que participan en al menos una hora de actividad física vigorosa cada día tenían 25 % menor probabilidad de padecer cáncer de mama, mientras que quienes caminaban durante al menos siete horas semanales tuvieron un riesgo 14% menor. Este estudio fue realizado a 73,615 mujeres posmenopáusicas.


Hemos examinado si la actividad física recreativa, caminar en concreto, se asoció con un menor riesgo de cáncer de mama. Teniendo en cuenta que más del 60% de las mujeres afirmaron caminar diariamente, caminar como una actividad saludable durante el tiempo libre podría ser una estrategia eficaz para aumentar su realización entre las mujeres posmenopáusicas. Estuvimos felices de descubrir que sólo caminando, sin necesidad de ninguna otra actividad recreativa, una hora al día se detectó con menor riesgo de cáncer de mama en estas mujeres”, señaló Alpa Patel, jefe de epidemiología de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS) en Atlanta, Georgia a la agencia EurekAlert!


Saber que caminar podría combatir este mal nos da más esperanzas en México, ya que en nuestro país la tasa de muerte más alta en hospitales es por cáncer de mama, principalmente entre las mujeres de 50 a 64 años de edad.


Además datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de 2010 señalan que a partir de los 20 años de edad el cáncer de mama es el de mayor prevalencia con 24.3% de todos los casos de cánceres en el país, incluidos los que padecen hombres.


Beneficio para todas


Los investigadores de la Sociedad Estadounidense del Cáncer determinaron que los beneficios observados de la actividad física y de la caminata no tenían que ver con el peso ni con el estado hormonal (uso de hormonas después de la menopausia y el estado del receptor de estrógeno).


Según sus autores, este es el primer estudio que reporta un menor riesgo de cáncer de mama en este grupo demográfico asociado específicamente con la caminata.


Las directrices actuales recomiendan que los adultos deben esforzarse por lo menos por realizar 2.5 horas a la semana de actividad moderada o 75 minutos de actividad aeróbica intensa semanal para la salud en general. Mayores niveles de actividad pueden proporcionar un mayor beneficio para la prevención del cáncer de mama", afirmó Patel.


Todas las participantes proporcionaron información sobre el número de horas promedio que dedican a diversas actividades físicas como caminar, trotar, nadar , jugar al tenis, andar en bicicleta y realizar ejercicios aeróbicos semanalmente, y el número de horas que pasan sentadas, incluso viendo la televisión o leyendo.


Los investigadores calcularon las horas totales de equivalente metabólico (“MET” que es una relación de la energía gastada durante una actividad específica a la tasa metabólica en reposo) por semana para cada participante. 4,760 voluntarias desarrollaron cáncer de mama, de las cuales se encontró que aproximadamente 9.2% de los mujeres no participó en la realización de ninguna actividad física y alrededor de 47% reportaron caminar como su única actividad.


La media en el gasto MET entre las mujeres activas era 9.5 horas por semana que se traduce como 3.5 horas caminando a paso moderado .


Las mujeres más activas tuvieron 42 o más horas MET por semana (por lo menos una hora de actividad vigorosa cada día) y tuvieron 25% menos de riesgo de cáncer de mama en comparación con las mujeres que eran menos activas (menos de siete horas MET por semana).


Entre aquellas que reportaron caminar como su única actividad, las que lo hicieron durante siete horas o más (por semana) tuvieron 14% menos de probabilidades de cáncer de mama en comparación con quienes caminaron durante tres horas o menos. No obstante, no encontró ningún riesgo asociado al tiempo que pasan sentadas.


Así que ya sabes no sólo la autoexploración ayuda a una detección oportuna y un tratamiento temprano, caminar puede sumar beneficios a las miles de mujeres que pueden padecer este mal.


Recuerda que octubre es un momento ideal para realizarse autoexámenes y acudir con especialistas en diferentes centros hospitalarios con motivo del llamado #OctubreRosa o mes de concientización y campañas de salud.

 


Fuente: QUO

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?