Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

No descuide su salud bucal por culpa de los nervios

Publicado el: 10 de Septiembre de 2013

No descuide su salud bucal por culpa de los nervios


El dolor y los tratamientos obligados son unos de los principales detonantes de la fobia dental o estomatofobia (en casos más graves), que se pueden presentar en cualquier edad y medio sociocultural.

 

Cada vez que se aproxima una consulta con el dentista, la mayoría de las personas empiezan a experimentar ansiedad y nerviosismo, debido a que no pueden soportar la idea de tener que lidiar con el aroma característico y con todos los instrumentos que el odontólogo tendrá que emplear para poder hacer la revisión de rutina.

 

Ante esta situación muchos de los pacientes ignoran sus citas, para evitar cualquier tipo de contacto con el medio odontológico, sin prever que es justo y necesario para poder evitar a futuro padecer cualquier tipo de complicación dental.

 

Como se mencionó anteriormente, en los casos más graves se genera la estomatofobia, “un miedo intenso e infundado, que puede llegar hasta un estado de abandono bucal”, según explica el doctor D. Banoun, médico estomatólogo, especialista en estomatofobia.

 

Este miedo desproporcionado al dentista provoca dolores tanto físicos como psíquicos, debido a que ante el dolor y la pérdida de dientes, puede impedir que la persona sonría, hable y coma generando graves problemas para su salud y vida social.

 

Dejar de acudir a las citas odontológicas, puede traer a la larga graves consecuencias, ya que muchas personas ignoran la importancia de mantener una higiene dental adecuada. Las caries mal curadas o no tratadas, al igual que las enfermedades periodontales pueden también causar patologías cardiacas, problemas otorrinolaringológicos, desequilibrios diabéticos, entre otros.

 

¿Qué hacer ante la ansiedad?

 

Si usted es una persona a la que le ha temido desde que era un niño a la consulta odontológica, lo primero que debe hacer es hablar de ello con el Dentista. Recuerde que ellos se preocupan por la salud y el bienestar de sus pacientes.

 

Cuando decida acudir a su cita trate de acostarse temprano un día antes de la consulta. Una vez llegado el día y esté en la sala de espera, respire profundamente y oriente sus pensamientos en cosas agradables y con pensamientos optimistas.

 

También es aconsejable que escuche su canción favorita, esto le permitirá no centrar su atención en el ambiente del consultorio.

 

Si el miedo sigue siendo recurrente, recuerde que existen técnicas de relajación, medicamentos, sedación consciente o incluso anestesia general, que permiten resolverlo. No obstante el experto es el único encargado de prescribir cualquier tipo de requerimiento que esté de acuerdo con cada paciente.

 

Para prevenir la estomatofobia desde la edad más temprana, es importante acostumbrar a los niños a las consultas, esto les permitirá aumentar su confianza y evitar así posibles traumas ante una eventual urgencia.

 


Fuente: Smart Dental

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?