Logo DentaTips
Sección Pacientes

Crece la obesidad mórbida o grado 3 en México

Publicado el: 26 de Julio de 2013

Crece la obesidad mórbida o grado 3 en México

 

Entre la población mexicana se están viendo hoy en día cada vez más casos de obesidad mórbida u obesidad grado 3, el mayor grado en la clasificación que de esta enfermad estableció la Organización Mundial de la Salud.


“Sí, según la más reciente encuesta nacional de salud y nutrición, publicada el año pasado por el gobierno federal, la obesidad mórbida ya la padece 3% de la población, lo cual representa una gran carga para los hospitales y los servicios de salud, así como una enorme fuente de problemas para el mercado laboral y, general, para la sociedad en su conjunto”, dice el Dr. Juan Pablo Méndez Blanco, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM y coordinador de la Unidad de Investigación en Obesidad que esta institución de educación superior tiene en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.


La Organización Mundial de la Salud fijó los tres grados de la obesidad de acuerdo con el índice de masa corporal (IMC) de los individuos (éste se saca dividiendo el peso de la persona entre el cuadrado de la talla o estatura; el índice de masa corporal normal es de 20 a 25; y se considera sobrepeso de 25 a 29.9); obesidad grado 1 de 30 q 34.9; obesidad grado 2, de 35 a 39.9; y obesidad grado 3 u obesidad mórbida de 40 en adelante.


“Los obesos mórbidos son los más obesos de entre los obesos, los que presentan mayores complicaciones no sólo metabólicas (las cuales se ven desde los primeros grados de obesidad) sino también locomotoras por osteoartritis e inmovilidad, y, por consiguiente, los que requieren mayor atención médica, apunta Méndez Blanco.

 

Obesidades


Se han asociada muchos genes al desarrollo de la obesidad , pero se ha demostrado que muy pocos son causales directos de esta enfermedad.


Ahora bien, realmente no se puede hablar de una sola obesidad, sino de varias obesidades, porque es muy diferente una obesidad mórbida u obesidad grado 3 en un joven que una grado 1 en un adulto de 50 ó 60 años.


Así pues, mientras las personas delgadas o esbeltas se restringen y no comen hasta saciar por completo su apetito, los obesos comen sin parar hasta sentirse muchas veces más que satisfechos, y eso es lo que definitivamente condiciona la obesidad.


“Lo ideal es tener un balance adecuado entre la ingesta de calorías y la utilización de esas calorías. Es como una cuenta en el banco: si yo meto dinero en ella y no lo saco, voy a acumularlo cada vez más; pero si lo saco poco a poco, voy a alcanzar un equilibrio financiero. Así de sencillo y de complejo es este asunto de la obesidad, porque se dice con facilidad que hay que comer menos, pero esto se vuelve muy difícil para la gente”


Reto


Hasta la fecha, los medicamentos desarrollados para tratar la obesidad tienen un éxito muy limitado; es más, algunos han sido retirados del mercado porque desatan efectos adversos muy  serios.


“En efecto, éstos actúan sobre el sistema nervioso central, inhibiendo o disminuyendo el apetito, los cual afecta otros centros del sistema nervioso y produce otra serie de problemas. En la actualidad, tenemos muy pocas armas farmacológicas para el tratamiento de la obesidad. No existe, como quieren muchos pacientes, la pastilla mágica para bajar de peso”, indica Méndez Blanco.


En cuanto a la cirugía bariátrica, es hoy el único tratamiento efectivo contra la obesidad mórbida y obesidad grado 3. Sin embargo, resulta prácticamente imposible operar a millones de personas en México o cientos de millones de personas en el resto del mundo…


“Lo que debemos haces entonces es reeducar a nuestra población (en especial, a la infantil) para que adquiera buenos hábitos de alimentación, para que no llegue a padecer obesidad ni mucho menos obesidad mórbida y obesidad grado 3”, afirma Méndez Blanco.


Los casos de obesidad mórbida y obesidad grado 3 han aumentado en nuestro país, debido, entre otras razones, a que ya es muy raro que en los hogares preparen alimentos de alta calidad, variados, con bajo contenido energético, y que los miembros de una familia coman juntos.


“Ya no se prepara la comida como antes porque no hay tiempo; además en incontables ocasiones, los padres comen en su sitio de trabajo y los niños lo hacen en la escuela o más tarde. Esto es parte de lo que necesitaríamos revertir para controlar el peso de la gente. Tanto los gobiernos de todo el mundo, como la sociedad civil, los comerciantes y la industria alimenticia deben sumar esfuerzos para luchar eficazmente contra la obesidad” finaliza Méndez blanco. 



Fuente: El Universal

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?