Logo DentaTips
Sección Pacientes

Las sodas: enemigas de los dientes

Publicado el: 25 de Julio de 2013

Las sodas: enemigas de los dientes


Sean azucaradas o en su versión sin azúcar, las sodas pueden ser deliciosas pero presentan ciertos riesgos para la salud, incluida la de tus dientes. Un estudio nuevo las considera tan destructivas para la dentadura como algunas drogas ilegales. 


Descubre por qué son tan dañinas las sodas y qué otras bebidas y alimentos debes evitar para mantener tus dientes blancos y sanos por más tiempo.


Sobran las razones para evitarlas sodas. No sólo porque las sodas azucaradas aportan muchas calorías sin ningún nutriente, cuyo consumo se asocia con el desarrollo de obesidad y diabetes tipo 2 (en el caso de las azucaradas), sino que además, tomarlas en exceso se ha relacionado con otros problemas de salud como la depresión y el desarrollo del síndrome metabólico (que incluye el exceso de grasa alrededor de la cintura, los triglicéridos altos y el colesterol bueno o HDL bajo en la sangre, la presión arterial alta y los niveles elevados de glucosa o azúcar en la sangre).


Del mimo modo, sean azucaradas o no, las sodas contienen ácidos (como el cítrico y el fosfórico) que pueden dañar la superficie de los dientes, dando paso a que aparezcan manchas, caries y otros problemas dentales.


Al respecto, un estudio reciente que fue publicado en el medio especializadoGeneral Dentistry indica que, en casos extremos, el consumo de sodas puede tener el mismo efecto en los dientes que el uso de drogas ilegales como el crack, la cocaína y la metanfetamina.


Esta conclusión se basa en el caso de una mujer de 30 años de edad que bebió alrededor de dos litros de soda dietética durante tres a cinco años y tenía su dentadura tan dañada, con erosión del esmalte dental y caries, como la de un adicto a las metanfetaminas de 29 años de edad y la de otro hombre de 51 años de edad que consumía cocaína de manera habitual.

 

El más joven había usado metanfetaminas por tres años y generalmente tomaba dos o tres latas de sodas (o refrescos) por día, debido a que las drogas le secaban la boca. La persona de 51 años, por su parte, había reportado ser adicto al crack por al menos 18 años.


En el caso de la mujer, en cambio, sólo consumía sodas endulzadas de manera artificial, ya que estaba preocupada por su peso. Y si bien no había acudido a controles dentales por más de 20 años, cuando al fin lo hizo sus dientes ya estaban débiles, decolorados y varios incluso se habían destruido a causa de la erosión.


Claro que esta situación es particular y el daño en la dentadura de esta mujer puede haber sido provocado por otros factores, y no sólo por el consumo tan alto de sodas dietéticas. Sin embargo, es igualmente cierto que los ácidos que contienen estas bebidas pueden dañar tu dentadura, algo que puede variar según la cantidad que tomes, la frecuencia y el tiempo en el que dejes la bebida en tu boca. Lo mismo ocurre con las bebidas deportivas, que también contienen ácidos que pueden corroer la dentadura.


Por eso es importante limitar su consumo, al igual que el de otras bebidas que pueden manchar tu dentadura, como el café, el té y el vino, así como ciertosalimentos que pueden manchar tus dientes, como las frutas de color oscuro y algunos productos lácteos.


Mantener la boca sana es muy importante no sólo por cuestiones estéticas sino también porque allí comienza la digestión y porque es esencial para una buena comunicación. Por todo esto, evita hábitos que puedan ser nocivos para tu salud oral y por supuesto, encabeza tu lista de cuidados manteniendo una higiene bucal adecuada y no dejes de visitar a tu odontólogo (dentista) al menos una vez por año o según  él o ella te lo indiquen

 


Fuente: Vida Y Salud

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?