Logo DentaTips
Sección Pacientes

La comida chatarra causa caries: expertos

Publicado el: 12 de Julio de 2013

La comida chatarra causa caries: expertos


La comida chatarra y la falta de una cultura de atención en la salud bucal son factores que llevan irremediablemente a la pérdida de la piezas dentales. Expertos de la Academia Mexicana de Odontología Pediátrica coincidieron en que la comida chatarra es la más cariogénica por el alto contenido de almidones que se adhieren en la boca, es decir, induce la producción de caries dental si no hay una buena higiene bucal.


Alertaron que la falta de prevención, pero sobre todo de educación, provoca que aún en estos tiempos se registre en la población infantil, problemas periodontales, caries rampante, pérdida de piezas dentales, abscesos y hasta cáncer oral.

 

La prevención y la educación oportuna en los adultos y en los niños son factores importantes para evitar la pérdida total de las piezas dentales y males mayores que atenten contra la salud. Los especialistas en odontología infantil, Olga Briseño y Carlos Calva lamentaron que México se caracterice por no tener una buena cultura en la atención de la salud bucal.

 

Destacaron que en países del primer mundo, los pequeños no sufren de abscesos ni se les tienen que “hacer restauraciones tan agresivas” como sucede en los niños mexicanos. Consideraron que “el problema comienza por la mala educación que existe con las madres y con los mismos dentistas, que no tienen la menor idea de cómo hacer prevención”.

 

Caries rampante principal problema

 

El doctor Carlos Calva especialista en odontología infantil y ortodoncia, señaló que los principales problemas de salud bucal en este sector de la población, es la caries rampante, periodontales, y “actualmente en adolescentes se empieza a presentar cáncer oral”.

 

Detalló que cuando 16 dientes temporales se encuentran dañados, ya se puede hablar decaries rampante, la cual comienza regularmente en los dientes anteriores temporales y de ahí se va a los morales, a los caninos y luego hacia los dientes inferiores.

 

A su vez, la doctora Olga Briseño Chávez, presidenta de la academia, destacó que la carieses el mayor problema en los niños, la que se origina por malos hábitos de higiene y un mal cepillado.

 

Para evitar problemas de salud bucal, es necesario lavarse los dientes al menos tres veces, aprender una buena técnica de cepillado, visitar al dentista por lo menos dos veces al año, para que el pequeño sea evaluado en cuanto a la susceptibilidad de padecer caries.

 

Las piezas dentales superiores deben cepillarse de arriba hacia abajo, las inferiores de abajo hacia arriba, mientras que en las muelas debe ser en forma circular, explicó la especialista Briseño Chávez.

 

Destacó que la limpieza de la noche no debe faltar luego de dar el biberón, pues se corre el riesgo que la leche se quede pegada a los dientes y de origen a la formación de caries. En el caso de los niños, la madre tiene que hacer el cepillado de su hijo, además de enseñar al pequeño cómo hacerlo.

 

Explicó que no importa que no haya dientes o estos sean de “leche”, lo importante es la limpieza luego de que el pequeño comió y sobre todo si es por la noche, antes de acostarse.

 

Síndrome del biberón

 

Generalmente a los bebés no se les hace limpieza bucal porque se piensa que no hay dientes; “amamantan al niño o le dan el biberón, pero no limpian la encía”. El dentista debe enseñar a la madre que aun cuando no tiene dientes, debe limpiar con una gasa el rodete gingival o encía.

 

Sobre el “síndrome del biberón”, la doctora Olga Briseño explicó que este se caracteriza por la caries que comienza en los primeros molares temporales, luego en los centrales y posteriormente en los laterales superiores, que termina generando caries rampante, la destrucción de todos los dientes.

 

Señaló que es erróneo restar importancia a la limpieza de los dientes de “leche” al pensar que estos se van a caer. No obstante son tan importantes como los permanentes, pues de ellos dependerá que las piezas dentales que se tengan a lo largo de la vida estén en buen estado, libres de caries y no presenten otros problemas como la mal oclusión.

 

Sobre las consecuencias graves que puede provocar el padecer caries, el doctor Carlos Calva señaló que esta es “un proceso que comienza en forma química y biológica que genera una infección en el diente y puede provocar la destrucción” de la pieza dental.

 

Pero no sólo eso, además puede producir una infección a distancia, lo que a su vez originar un problema endocarditis bacteriana, es decir, problemas en el corazón, alertó el experto durante una entrevista.

 

La boca entrada a la salud o a la enfermedad

 

Al respecto, Olga Briseño reiteró que la caries genera muchas consecuencias, ya que “la boca es la entrada a la salud o a la enfermedad”. La caries provoca dolor, mal aliento, amontonamiento de las piezas dentales, ocasiona abscesos que pueda generar infecciones en los ojos “y hasta involucrar la vida”.

 

Ambos especialistas coincidieron en la importancia de la prevención, la que debe comenzar desde que se es pequeño o joven. “Prevenir, tener cuidado, ir con el dentista y hacerse exámenes”.

 

“Es importante entender que en los primeros tres años de vida se terminan de formar los dientes permanentes, cuando el niño nace no sólo trae los dientes temporales, también trae 12 dientes permanentes que todavía no están calcificados ni erupcionados, pero ya están formados”.

 

Si se quiere alcanzar máxima prevención, ésta debiera ser antes de los tres años de vida “y desgraciadamente en nuestra población, los niños llegan al dentista a los 3 o 4 años cuando ya fue demasiado tarde”.

 

Primordial la educación en salud bucal

 

Enfatizaron que se debe informar y educar a la población para hacer a la gente más consciente del problema, ya que no es lo mismo hacer limpieza dental que abrir una muela, esto implica además de un gasto mayor, dolor y traumatismo en el pequeño.

 

Sacarle la muela a un niño implica que se afecten a las demás piezas, “la muela guarda un espacio para que salga la permanente, todo tiene su tiempo, esta se va a caer cuando la otra ya esté a punto de salir, pero si se saca antes altera el espacio de los dientes permanentes”

 

Los problemas comienzan desde bebés, los dientes pueden brotar con caries, al tener la encía llena de placa dentobacteriana, el diente temporal pudo haber sido contaminado por los microorganismos y lo destruyen, por lo que cuando brota ya esta cariado.

 

“Prevenir es barato, te hacen limpieza y eso te puede ayudar a prevenir caries y cualquier otro problema”.

 

“Las madres no saben que hay que cuidar los dientes permanentes. A los cinco meses de embarazo se forman los de enfrente, cuatro de arriba y cuatro de debajo y los primeros molares. Los dientes más importantes se formaron al nacimiento, adentro de su cuerpo ya están como vaina de chícharo”, explicó el doctor Carlos Calva.

 

Por ello, dijo, es importante que las madres lleven al bebé con el odontopediatra lo más pronto posible, ya que la prevención debe hacerse es antes de que manifiesten los problemas en la dentadura del pequeño.

 

“Para que la caries se desarrolle se necesita de cuatro factores: el diente, la dieta, el tiempo, y que haya microorganismo”. Si se rompe el círculo ya no habrá caries.

 

La prevención, las citas cada seis meses al dentista, un cambio de dieta “chatarra”, así como hábitos de higiene y una buena técnica de cepillado, evitaría la caries y la destrucción total de las piezas dentales, además de otros males mayores, destacaron los expertos enodontología pediátrica.

 

Puntos a considerar para una salud bucal:

 

* Sin una buena higiene bucal cualquier alimento puede ser factor para producir caries.

 

* La comida chatarra es la más cariogénica.

 

* Malos hábitos de higiene igual a problemas bucales.

 

* Falta de atención bucal lleva a la caries rampante, pérdida de piezas dentales, abscesos y hasta cáncer oral.

 

* Lavado de dientes al menos tres veces al día.

 

* Buena técnica de cepillado.

 

* Piezas dentales superiores cepillarse de arriba hacia abajo.

 

* Piezas dentales inferiores cepillarse de abajo hacia arriba.

 

* Las muelas cepillarse en forma circular.

 

* Al bebé también se debe hacer aseo bucal.

 

* La limpieza es con una gasa en el rodete gingival o encía.

 

* Visitar al dentista por lo menos dos veces al año.

 

* La boca es la entrada de la salud o de la enfermedad.

 


Fuente: OdontoFarma Pacientes

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?