Logo DentaTips
Sección Pacientes

Traumatismos en los dientes

Publicado el: 11 de Junio de 2013

Traumatismos en los dientes

Las caídas constituyen la principal causa de traumatismo dentario en menores de cinco años, pero es a partir de esa edad, producto de juegos y accidentes deportivos, que aumentan los casos.

“En los niños son causados en su mayoría por actividades deportivas y en los adolescentes y adultos jóvenes, por accidentes y peleas”, dice Ana Campusano, presidenta de la Sociedad Dominicana de Endodoncia.

Dentición primaria


Muchos padres piensan que una lesión en un diente de leche no tiene mayores repercusiones; sin embargo, un traumatismo en la zona dental o alveolar puede afectar la salud y estética bucal aunque se trate de la dentición primaria.

“Dependiendo del trauma, puede afectar al germen del diente permanente que está en desarrollo, desde defectos en la formación de la matriz a alteraciones en la mineralización, o ambos”, advierte Yomilka Jon Sánchez, odontopediatra de Odonto Estetics.

Los traumatismos dentales, que se presentan con mayor frecuencia entre los varones, no deben tomarse a la ligera.

 

ACCIONES PREVENTIVAS


Para prevenir traumatismos dentales, la enciclopedia médica digital MedlinePlus (wwvw.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/) recomienda:

1. Usar protector bucal al practicar deportes de contacto.

2. Evitar peleas o riñas.

3. Evitar alimentos duros.

4. Utilizar siempre el cinturón de seguridad.

Manejo de las lesiones que afectan la dentadura


Un golpe o contusión en el área de la boca o la mandíbula puede dañar la dentadura o los tejidos que la soportan, y ninguna persona está exenta de pasar por eso; sin embargo, los niños, por las actividades que realizan y su poco sentido de riesgo, enfrentan este tipo de accidentes con mayor frecuencia.

Los pequeños suelen padecer lesiones en los tejidos de soporte del diente, como avulsión, que no es más que la salida o expulsión del diente de su alveolo-hueso; extrusión, que consiste en el desplazamiento hacia fuera del alveolo (el diente se ve largo); e intrusión o desplazamiento del diente hacia dentro del alveolo (el diente se ve corto).

De acuerdo con Yomilka Jon Sánchez, odontóloga pediatra de Odonto Estetics, la intrusión es la lesión más grave de los tejidos de soporte dental, pues cuando el diente se desplaza dentro del alveolo-hueso comprime el nervio y produce necrosis o muerte del tejido.

El problema es que la mayoría de los padres no presta la atención debida a los traumatismos dentales de sus hijos.

“Normalmente ñcomenta Jon Sánchezñ, cuando el niño se cae o sufre algún trauma dental, los padres lo revisan y al no ver nada anormal en los dientes, dejan ese trauma, esa caída, pasar. Y a los 15 días o al mes de haber ocurrido ese episodio, el diente comienza a cambiar de color, el niño comienza a quejarse de dolor al ingerir cosas frías y calientes, y es cuando los padres se preocupan y lo llevan a la consulta dental”.

Un traumatismo dentario no debe pasarse por alto, aunque a simple vista no haya daño grave y aunque se trate de un diente de leche, pues algunas lesiones afectan el diente permanente que está en formación.

Emergencia


¿Qué hacer si se afloja o desplaza un diente tras un golpe? Coloque la pieza de nuevo en su cavidad ñsiempre manipulándola por la coronañ y vaya al dentista inmediatamente para que la reimplante. Aunque no se recomienda lavar el diente, si debe enjuagarlo, que sea sin restregar.

De no poder colocar el diente de nuevo en su lugar, sumérjalo en leche entera o saliva para nutrir las células remanentes del ligamento que lo rodea.

Jon Sánchez advierte que el diente no debe durar más de tres horas sumergido luego del trauma; “si no, el tratamiento no tendrá buen pronóstico”. Cuando el tejido dentro del hueso se necrosa, el organismo rechaza el diente como a un cuerpo extraño.

Consulta


Además de las lesiones del tejido blando, existen otros tipos de traumatismos, como la fractura del diente, la cual es más común entre adolescentes y adultos, dice la odontóloga endodoncista Ana Campusano.

“El hueso de los adolescentes y adultos es más fuerte y no permite fácilmente el aflojamiento o la salida de su alveolo de la pieza dental”, explica la presidenta de la Sociedad Dominicana de Endodoncia.

En cualquier caso, corresponde al odontólogo determinar el tipo de lesión y su tratamiento, y para ello debe realizar exámenes clínicos y radiográficos.

El objetivo del especialista es proteger la vitalidad de la pulpa dental y que la pieza dentaria permanezca en la boca cumpliendo con su papel estético y funcional durante muchos años. Por eso a los cuidados de emergencia les sucede un seguimiento continuo.

El paciente con traumatismo dental podría requerir revisiones clínicas y radiográficas durante un promedio de cinco años, para evaluar los signos y síntomas y tratar a tiempo cualquier consecuencia desfavorable.

“Las consecuencias de un trauma pueden evidenciarse hasta 5 o 10 años después de haber sufrido el accidente”, afirma Campusano. “En los casos que no fue tratado, las consecuencias serán más severas, entre ellas, lesiones como la calcificación u obliteración del conducto radicular, reabsorciones radiculares, discromía o cambio de color dentario, entre otras”.

Los avances médicos permiten mejorar la dentadura de un adulto que haya sufrido un traumatismo dentario en su niñez. Campusano cita las restauraciones estéticas y el aclarado para dientes con discromía.

 

INTERVENCIÓN SEGÚN EL CASO


El odontólogo maneja el traumatismo dependiendo del tipo de lesión:

1. Trátese de dientes de leche o permanentes, el paciente debe ingerir dieta blanda y analgésicos.

2. En caso de luxaciones, avulsiones, fracturas radiculares, un diente permanente puede ser tratado con endodoncia (tratamiento de canal) y férulas para sujetar la pieza.

3. En los dientes de leche se podría hacer pulpectomía (tratamiento de canal en dientes de leche), pero no usar férulas, porque el niño está en crecimiento óseo.

4. Si ocurren fracturas de la corona o que comprometan el nervio dental, en ambos casos se realizarían tratamientos endodónticos y reconstrucción del diente.

5. Si la fractura no compromete el nervio, solo se realiza reconstrucción con resina. 

 


Fuente: ListinDiario.com

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?