Logo DentaTips
Sección Pacientes

Cinco malos hábitos que podrían arruinar tus dientes

Publicado el: 13 de Septiembre de 2022

La sonrisa es una carta de presentación y también una parte del cuerpo olvidada por muchas personas. El departamento de odontología de la UNAM estima que ocho de cada diez mexicanos tienen problemas de salud bucal. La falta de educación sobre los hábitos de higiene y alimentación están generando desde caries hasta patologías graves. En ese sentido, hay que considerar los siguientes puntos como alertas de que nuestra sonrisa está en peligro:

1.- Alimentación descuidada

Masticar hielos, tomar café en exceso, morder alimentos pegajosos, exagerar el consumo de ingredientes crujientes y excederse en el consumo de alcohol y bebidas gaseosas son los peores enemigos de la dentadura. Por una parte, los dientes son piezas óseas delicadas y podrían romperse con facilidad si se ejerce fuerza extra con alimentos duros. El café, el vino, el té, el cacao y los cigarros manchan los dientes generando también sensibilidad al frío, calor o a los dulces.

2.- No lavarse los dientes después de comer

Después de comer alimentos con alto contenido de azúcares o hidratos de carbono estimulan la proliferación de ciertas bacterias que atacan el esmalte dental rápidamente. Por esa razón, es importante lavarse los dientes inmediatamente después de consumirlos. Por el lado de alimentos con alto contenido ácido como los cítricos, lo recomendable es consumir un vaso de agua después para diluir el ácido y no lavarse los dientes en los próximos 30 minutos.

3.- No usar hilo dental

Por lo menos una vez al día es recomendable usar hilo dental para eliminar posibles restos de comida entre la encía y la pieza dental. Entre las consecuencias más comunes de no emplear esta práctica están el sangrado de encías por acumulación de placa, la pérdida de dientes, las caries y la pigmentación dental.

4.- Usar un cepillo de dientes viejo

Lo recomendable es utilizar un cepillo de dientes máximo por tres meses, después de ese tiempo puede provocar pequeñas heridas, irritación o molestias en la encía. Además, las cerdas desgastadas difícilmente podrían hacer una limpieza correcta y profunda. La Asociación Dental Americana recomienda enjuagar el cepillo de dientes bajo el chorro de agua y guardarlo individualmente, lejos de los de otras personas.

5.- Ir con el dentista solo cuando hay molestias

Las visitas al odontólogo deben ser, como las del médico familiar, por lo menos una vez al año para control general. En estas consultas periódicas, los especialistas pueden identificar fallas de cuidado bucal que el paciente pueda mejorar, hacer recomendaciones y solucionar los problemas que pudieran haberse hecho visibles.


Fuente: El sol de tlaxcala