Logo DentaTips
Sección Pacientes

Los alimentos que perjudican la salud dental de tu hijo

Publicado el: 14 de Junio de 2022

Cuidar la salud de un niño es la prioridad de la mayoría de los padres. Sin embargo, a veces podemos dudar o de hecho, errar sin querer. Es el caso de la salud bucodental que muchas veces los padres pasan por alto pensando que cuando el niño sea más grande ya le llegará el momento de ir al dentista. Sin embargo, es importantísimo que desde bien pequeños cuidemos los dientes de nuestros hijos e incluso tengamos en cuenta lo que comen para que estos se mantengan sanos, aunque sean de leche. Conoce ahora los alimentos que perjudican la salud dental de tu hijo.

La salud bucal es algo que se deja de lado muy a menudo. Los dientes y las encías requieren tanto cuidado y atención como cualquier otra parte del cuerpo y los controles regulares son cruciales para garantizar una salud óptima de los dientes y las encías. Las caries, la placa, el dolor de muelas, los dientes astillados o los dientes manchados son algunos de los problemas dentales que uno puede encontrar en la vida diaria como resultado de una mala higiene o una mala alimentación. Por ello, queremos que conozcáis cinco de los peores alimentos que tenéis que minimizar como parte de la dieta de vuestro hijo para evitar cualquier daño a sus dientes.

Dulces

Ya sean caramelos o golosinas, cualquier alimento que se pegue a los dientes no es bueno para la salud dental porque son un festín de bacterias. Además de los alimentos pegajosos dulces, los alimentos pegajosos ácidos también son extremadamente dañinos para la salud dental porque contienen ácido que erosiona el esmalte.

Frutas cítricas

Al igual que las frutas ácidas, los cítricos y los jugos también tienen un alto contenido de ácido que es malo para el esmalte. Las limas, los limones y las naranjas son todas ácidas, siendo la naranja la opción más segura debido al menor contenido de ácido. Asegúrate de que tu hijo consuma estas frutas con moderación y use una pajita mientras bebe jugos de cítricos para que no tenga contacto directo con los dientes.

Palomitas de maíz

A pesar de que están hechas de maíz integral y es un refrigerio muy saludable, a menudo pueden atascarse debajo del revestimiento de la encía y causar estragos en forma de infecciones de las encías. Es muy recomendable cepillarse los dientes después de comer palomitas de maíz, ya que ayuda a deshacerse de los fragmentos de granos atascados.

Bebidas carbonatadas

Los niños tienen dientes blandos que son muy sensibles a las bebidas frías o calientes. Las bebidas carbonatadas no solo son malas para el cuerpo sino también para la boca. Los dientes están expuestos al ácido carbónico presente en estas bebidas, lo que provoca daños en el esmalte y hace que los dientes sean más propensos a las caries. Enjuagar los dientes después de tomar una bebida carbonatada es la mejor manera de minimizar los efectos adversos de estas bebidas.

Patatas fritas

Las patatas fritas contienen grandes cantidades de almidón que finalmente se convierte en azúcar y daña los dientes. Además de esto, estos alimentos también tienden a atascarse entre los dientes y las bacterias presentes en la placa dental se alimentan de ellos. Cuanto más tiempo se adhieran estos chips a los dientes, más tiempo tendrán las bacterias para alimentarse de ellos y mayores serán las posibilidades de que se formen caries. Asegúrate de hacer que tu hijo se cepille los dientes correctamente para que se eliminen los fragmentos restantes.


Fuente: Ok Diario