Logo DentaTips
Sección Pacientes

Presta atención a tu lengua: su color puede indicar que algo no va bien

Publicado el: 31 de Mayo de 2022

La lengua es un órgano muy importante del cuerpo humano que desempeña funciones como la hidratación de la boca y alimentos mediante la salivación, deglución, lenguaje y sentido del gusto. A pesar de esto, muchas veces no se tiene en cuenta su apariencia, la cual puede indicar algún problema de salud, puesto que algunos trastornos pueden provocar alteraciones en la lengua.

Las funciones de la lengua

Se trata del órgano más flexible del cuerpo, compuesto por 17 músculos y es, además, el único que no se cansa nunca. Así, son varias las funciones que cumple, entre las cuales destaca la percepción del gusto por parte de las papilas gustativas que, tal como detalla el Estudi Dental de Barcelona, son las encargadas de enviar la información al cerebro para asegurarse del origen de la comida ingerida, ya que se trata de un mecanismo de defensa para no ingerir sustancias nocivas para el cuerpo. 

También interviene en la masticación y en la deglución de alimentos y forma parte del anillo linfático de Waldeyer, cuya función es de defensa por medio de la acción y producción de anticuerpos.

Asimismo, es clave para facilitar la articulación de las palabras. Adopta distintas posiciones dentro de la boca, las cuales alteran la forma en la que pasa el aire y crean sonidos diferentes con la ayuda de las cuerdas vocales.

El color de la lengua, un indicador del estado de salud

Una lengua sana es aquella que tiene un color rosado, sin manchas ni lesiones. La textura el color y la apariencia de este órgano puede sufrir cambios que, si se salen de la normalidad, pueden ser indicativos de que se sufre alguna patología. En este sentido, se debe consultar con el odontólogo si aparece alguno de estos problemas:

  • Cubrimiento blanquecino o amarillento: esto significa que la lengua no está limpia. Se trata de una capa compuesta por células descamativas y restos de alimentos y bacterias que provocan la aparición de halitosis (mal aliento).
  • Capa blanquecina gruesa: Puede deberse a la infección por hongos conocida como candidiasis bucal.
  • Lengua pálida y lisa: una de las principales causas de que la lengua tenga este aspecto es, tal como señala el Manual MSD, una anemia por carencia de hierro (anemia ferropénica) o anemia perniciosa (carencia de vitamina B12).
  • Excesivamente roja: puede ser el primer síntoma de escarlatina, una enfermedad infecciosa común entre bebés e infantes que provoca manchas en la piel, fiebre y dolor de garganta.
  • Aftas o úlceras bucales: según la Clínica Universidad de Navarra, se considera que su causa puede ser una reacción inmunológica frente a las bacterias comunes de la flora bucal, falta de vitaminas, estrés, cambios hormonales o alergias alimentarias. También pueden estar ocasionadas por una herida en la mucosa bucal. 
  • Lengua geográfica: en este caso, algunas zonas son rojas y lisas parecidas a las úlceras y están rodeadas a menudo por un borde blanco. Otras zonas son blancas o amarillentas y ásperas. Es una afección indolora por lo general y no requiere ningún tratamiento.
  • Lengua fisurada: aparecen surcos profundos en la superficie. No se conoce la causa, pero puede ocurrir junto con la lengua geográfica.
  • Lengua pilosa: se produce porque las papilas de la lengua crecen de forma anormal. Puede aparecer cuando se quedan atrapados restos de comida en las papilas como consecuencia de una higiene bucal insuficiente, por el consumo excesivo de alcohol o tabaco o la reacción a la toma de algún medicamento.

En este sentido, se debe consultar a un profesional siempre que se noten cambios en el aspecto de la lengua, ya que pueden ser signo de otras patologías más importantes. En concreto, hay que prestar máxima atención a la aparición de úlceras en el borde lateral de la lengua y a las lesiones que duren más de 15 días.


Fuente: Mundo Deportivo

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?