Logo DentaTips
Sección Pacientes

Síndrome de la boca ardiente

Publicado el: 20 de Abril de 2021

El síndrome de la boca ardiente es el dolor intraoral que por lo general afecta la lengua, en ausencia de signos físicos intraorales. No existen pruebas de diagnóstico específicas y el tratamiento es sintomático. El síndrome de la boca ardiente puede ser idiopático o estar causado por otro trastorno (secundario).

El síndrome de la boca ardiente suele afectar a mujeres posmenopáusicas. Se cree que es neurogénica y afecta a los nervios de las vías del dolor y gustativa. Las causas del síndrome de la boca ardiente secundario incluyen

  • Deficiencia nutricional (vitamina B12, hierro)
  • Diabetes mellitus
  • Infección por Candida (candidiasis)
  • Alergia (alimentos, productos dentales)
  • Xerostomía (boca seca significativa)
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA)

 

El síndrome de la boca ardiente puede causar ardor, hormigueo o entumecimiento de la lengua u otras áreas de la boca, incluyendo los labios. El dolor puede ser constante o aumentar durante todo el día y aliviarse con la comida o la bebida. Puede causar boca seca o alteración del gusto. La duración de los síntomas del síndrome de la boca ardiente es variable y puede reaparecer si la causa no se aborda.

Diagnóstico

Evaluación clínica

El diagnóstico del síndrome de la boca ardiente requiere síntomas orales como ya se señaló y la ausencia de signos orales. El dolor debe ocurrir > 2 h/día durante > 3 meses. No existen pruebas de diagnóstico específicas para el síndrome de la boca ardiente. El síndrome de la boca ardiente idiopático es un diagnóstico de exclusión; por lo tanto, deben buscarse causas secundarias.

Tratamiento

  • Tratamiento sintomático
  • Tratamiento curativo para el síndrome de la boca ardiente secundario

El dolor asociado con el síndrome de la boca ardiente puede aliviarse con bebidas frías, cubitos de hielo, goma de mascar (sin azúcar), y evitando los irritantes como el tabaco, los alimentos picantes o ácidos, y el alcohol (en bebidas y enjuague bucal). Los antidepresivos tricíclicos, el ácido alfa-lipoico, el clonazepam, la capsaicina tópica, la gapapentina, el suplemento vitamínico (B y C) y la terapia cognitivo-conductual a veces pueden ser útiles.

El síndrome de boca ardiente secundario se puede curar con el tratamiento apropiado de la causa subyacente.


Fuente: Manual MSD

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?