Logo DentaTips
Sección Pacientes

Los mejores cepillos de dientes eléctricos: modelos y características

Publicado el: 02 de Abril de 2021

Descubre las ventajas del cepillo eléctrico frente al manual: comodidad, prevención de patologías bucodentales, mayor limpieza… Seleccionamos los mejores modelos del mercado.

Mantener una correcta higiene dental no solo repercute en conseguir una sonrisa sana, sino que se relaciona de forma directa con la posibilidad de sufrir enfermedades como caries, gingivitis u otras afecciones negativas para la salud. Patologías que todos queremos evitar. Sin embargo, no siempre prestamos la atención que se merece a la salud bucodental.

Para ello, es necesario contar con un cepillo de dientes que nos ayude a realizar una limpieza correcta de la boca. Es cierto que tanto cepillos dentales manuales como eléctricos pueden conseguir resultados óptimos si se utilizan bien, pero la realidad es que muy pocas personas logran sacar provecho de un cepillo manual.

Los cepillos dentales eléctricos logran una limpieza más cómoda y efectiva con una menor abrasión. Las principales ventajas del uso de un cepillo eléctrico radican en el tiempo de cepillado (ayudan a cumplir el mínimo recomendado por la OMS de 2 minutos, sobre todo aquellos con temporizador), la reducción de placa bacteriana y el menor cansancio y presión ejercida.

¿Cómo elegir un cepillo de dientes eléctrico?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), existen algunos requisitos indispensables que un cepillo dental eléctrico debe cumplir para convertirse en una alternativa segura y fiable de compra.

Eficacia: analizar las garantías que ofrece la marca en cuestión en cuanto a eficacia es imprescindible.

Autonomía: la duración de la batería es importante ya que usaremos el cepillo de dientes varias veces al día.

Temporizador: resulta de gran ayuda para aquellas personas que tienden a terminar el cepillado antes de culminar el tiempo recomendado.

Recambios: los cabezales del cepillo eléctrico deben cambiarse con regularidad, por ello es interesante escoger un cepillo que cuente con la posibilidad de adjuntar recambios económicos y que sean fáciles de encontrar.

Sensores: la OCU destaca este aspecto puesto que algunos modelos pueden incluso avisar de una presión excesiva, previniendo así daños en el esmalte.

Diseño ergonómico: la estructura y agarre del cepillo forman un todo que marca la diferencia entre uno cómodo al uso y otro difícil de utilizar y que podamos acabar abandonando.


Fuente: ABC

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?