Logo DentaTips
Sección Pacientes

Salud bucal infantil

Publicado el: 10 de Enero de 2020

Salud bucal infantil

Dentición

Uno de los síntomas claros del crecimiento de los bebés es la aparición del primer diente, mejor conocido como dentición. El primer diente de leche es muy importante para la salud bucal infantil. Cuando sale el primer diente de leche, es normal que los padres se sientan un poco preocupados y a la vez perdidos en cuanto a cómo tratarlo y cuidarlo. La dentición puede estar asociada a la irritación en la boca de bebé y esto puede llegar a causar el malestar del mismo. Somos conscientes que el período de irritación al bebé puede ser difícil pero hay que tratarlo con paciente y tranquilidad.

Normalmente el primer diente de leche suele aparecer alrededor de la edad de los 6 meses, aunque el rango de edad general de la erupción del primer diente es de 3 a 14 meses de edad.

Los padres deben llevar al hijo a una revisión dental periódica para asegurar que los dientes de leche crezcan de forma saludable y que los padres sepan cómo cuidar la salud dental de los niños. La educación a los padres sobre el cuidado dental de los dientes primarios es fundamental para que los niños tengan unos dientes de leche sanos.

Dientes de leche

Está claro que cada paciente es tratado de forma singular porque cada uno es un paciente único. Hay síntomas que pueden ser similares y otros diferentes, lo importante es vigilar la boca, las encías y la salud general del bebé y llevarlo al dentista para una revisión de los dientes.

Ninguno de estos síntomas ha sido estudiado y comprobados científicamente para apoyar la reclamación. Los síntomas de la dentición varían de niño a niño. Algunos bebés no sienten dolor, mientras que otros presentan dolor que persiste durante varias semanas, dependiendo de la velocidad a la que el diente entre en erupción.

Erupción de los dientes primarios

Un bebé puede presentar algunos de los siguientes síntomas que indican la erupción de la dentición:

  • Babeo
  • Incapacidad para dormir
  • Negarse alimentos o botella cuando se intenta alimentar al bebé
  • Irritabilidad
  • Inflamación de los tejidos de las encías
  • Frotación de ojos, las mejillas y las orejas
  • Impulso consistente para masticar objetos sólidos

Cuando los padres están atentos, pueden observar que estos síntomas pueden significar otras cosas, pero la combinación de dos o más de estos síntomas puede ser una buena indicación de dentición del bebé.

Afortunadamente, existen muchos métodos para el tratamiento de la erupción de la dentición. Una opción es el uso de los medicamentos pero estos tienen que venir recomendados por el odontopediatra.

Otras opciones para  los padres es el chupón o aplicar presión en el diente de leche un dedo limpio ya que este ofrece un alivio al bebé. Se debe evitar dar al bebé alimentos difíciles de masticar, ya que puede suponer un peligro de asfixia. Un baño caliente con un suave balanceo puede ayudar a calmar y relajar al niño.

El uso de un paño limpio para limpiar suavemente la boca del bebé es un buen hábito para entrar, incluso antes de que llegue el primer diente de leche. Pasta de dientes no es tan importante en estas primeras etapas como la eliminación mecánica de las bacterias. La primera cita dental del bebé es muy importante y por ello los profesionales de la odontología consiguen guiar a los padres a través de los pasos en el cuidado de los dientes y las encías del bebé.

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?