Logo DentaTips
Sección Pacientes

Caries del biberón o de la edad temprana

Publicado el: 24 de Diciembre de 2019

Caries del biberón o de la edad temprana

La caries del biberón es una enfermedad bucal común en lactantes y niños de la primera infancia. Un problema que puede agravarse al punto de perder los dientes de leche y generar inconvenientes para el nacimiento de los definitivos. Es fundamental la prevención y atención inmediata frente a los primeros síntomas.

¿Qué es la caries del biberón?

Se trata de una caries dental infecciosa provocada por bacterias que destruyen el diente y se propaga con gran velocidad. Los restos de comidas o dulces que contienen los líquidos como la leche y los jugos se acumulan en los dientes. Las bacterias se alimentan de estos residuos, por lo que causan la desmineralización de la pieza dentaria.

¿Cuáles son los síntomas de la caries de la edad temprana?

La caries de la edad temprana puede aparecer con el primer diente del bebé y alcanza hasta los niños de 5 y 6 años. La primera señal es la aparición de manchas blancas en las piezas dentales, que con el tiempo cambian de color. El paso siguiente será la destrucción parcial o pérdida del diente, pudiendo causar fuertes dolores e infección.

Principales causas

La salud bucal depende de una buena higiene en todas las etapas de la vida. La ausencia o inadecuada higiene en encías y dientes de los más pequeños es uno de los principales motivos de caries del biberón.

El contacto frecuente de los dientes primarios con azúcares es otra de las causas más identificadas. En especial, en aquellos niños que duermen con su biberón o lo usan de chupete. De igual modo sucede cuando se usa el chupete o biberón para tomar determinados productos durante la noche.

Las bacterias que provocan la infección se transmiten de los adultos a los niños con el intercambio de saliva. Esto suele suceder cuando se comparten cucharas o los adultos llevan en algún momento a su boca el chupete de los bebés.

¿Cómo prevenir las caries del biberón?

La prevención pasa básicamente por los buenos hábitos de alimentación e higiene. Algunos consejos:

  • Limpiar las encías de los bebés con una gasa húmeda después de la toma de leche.
  • Limpiar los dientes de los más pequeños dos veces al día, importante el cepillado antes de dormir.
  • Controlar la cantidad de pasta dental, que no supere el tamaño de un grano de arroz.
  • Incentivar a los niños a no dormirse con el biberón ni con el chupete.
  • Limpiar diariamente los accesorios que el niño lleva a la boca.
  • No utilizar los biberones para zumos u otras bebidas, sobre todo si son azucaradas.

 

Fuente: gdental

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?