Logo DentaTips
Sección Pacientes

Cepillo eléctrico o manual: ¿cuál es el mejor?

Publicado el: 29 de Octubre de 2019

Cepillo eléctrico o manual: ¿cuál es el mejor?


La variedad de cepillos de dientes con la que nos podemos encontrar puede hacer que nos surjan dudas sobre qué tipo es el mejor para nosotros. Entre ellos destaca el cepillo eléctrico o manual, son muy diferentes entre sí. Aunque ambos cuentan con unas características que garantizan un cepillado eficaz, existen momentos específicos en los que será mejor optar por uno u otro.


Según algunos estudios, es conveniente elegir un cepillo manual cuando este va a ser utilizado por niños. Estos cepillos cuentan con un tamaño adecuado y bordes protectores que evitan que se produzcan lesiones. Además, siempre deben elegirse cepillos con cerdas muy suaves para evitar que los más pequeños se hagan daño, sobre todo en las encías.


Un aspecto positivo del cepillo manual cuando es utilizado por adultos es que permite una limpieza rápida y completa de toda la boca. No obstante, debido a que no es capaz de alcanzar los espacios interdentales, es indispensable combinar el uso del cepillo con hilo dental. Un consejo que también se aplica a los eléctricos.


Tanto el manual como el eléctrico cumplen la misma función, sin embargo, este último fue creado en sus inicios para las personas que sufren algún tipo de limitación motora ya que permite una limpieza bucal eficaz y una limpieza correcta que no sería posible si se utilizase uno manual.


El cepillo eléctrico también suele ser recomendado por los dentistas para aquellas personas que tengan ortodoncia. En estos casos, los restos de comida pueden quedar atrapados entre los brackets y ser difíciles de eliminar mediante un cepillado manual. Como el cabezal de un cepillo eléctrico es mucho más pequeño y gira, permite una limpieza mucho más eficaz cuando se lleva aparatos en los dientes.


No obstante, a pesar de la idea inicial por la que el cepillo eléctrico se creó, muchas personas lo utilizan en lugar de optar por manual. La rotación del cabezal, así como su tamaño, permite una mejor limpieza de cada diente. Sin embargo, frente a un cepillo manual, el tiempo que hay que dedicarle a la limpieza bucal es mucho mayor. Además funcionan con pilas, por lo que es necesario tener baterías de repuesto cerca.


Por lo general, los especialistas recomiendan un mínimo de 2 minutos para dedicarle a la limpieza bucodental. Esto, claro está, no solo incluye el cepillado con estos instrumentos, sino que hay que sumarle el hilo dental, el enjuague bucal y, también, el uso de cepillos interdentales que ayudan a conseguir una limpieza mucho más profunda de los dientes.


Con todos estos datos, tanto un cepillo eléctrico como uno manual ofrecen una buena limpieza de los dientes, aunque tenga que combinarse con otros elementos. La preferencia por uno o por otro dependerá de nuestros gustos y de lo cómodo que nos resulte utilizar cada cepillo.


Para concluir, a pesar de que ambos tipos de cepillos sean eficaces, no olvidemos que en casos específicos sí es necesario elegir un tipo u otro. Recordemos que para los niños es preferible utilizar cepillos manuales y para personas que tengan limitaciones motoras u ortodoncia, lo ideal son los cepillos eléctricos. Fuera de esto, la elección ya depende de nosotros y de las sugerencias de su odontólogo.


 


Fuente: 20 Minutos

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?