Logo DentaTips
Sección Pacientes

Casi el 90% de las caries infantiles no recibe el tratamiento necesario

Publicado el: 10 de Septiembre de 2019

 


El Consejo General de Dentistas recomienda llevar a los niños a una revisión buco dental con el comienzo del curso escolar. Destacan que es necesaria para detectar posibles anomalías en la salud oral de los más pequeños.
Las primeras etapas de la vida son claves para prevenir posibles enfermedades futuras relacionadas con la salud bucodental. A pesar de ello, el Consejo General de Dentistas se hace eco de que en España, el 31% de los niños menores de 6 años tiene caries. Es decir, siete millones de dientes de leche están afectados. Además, entre el 80 y el 90% de estos casos no ha recibido el tratamiento necesario. Por ello, la organización colegial señala la necesidad de que los padres lleven a sus hijos al odontólogo con el comienzo del curso escolar.

El Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas, explica que «hay que desterrar la idea de que no hay que tratar las caries en los dientes de leche porque se van a caer. Deben ser tratadas porque pueden originar infecciones, provocar la pérdida del diente y crear problemas posteriores, llegando a afectar a los dientes definitivos».

En la revisión, el odontólogo decidirá si conviene aplicar selladores de resina en las fisuras de algunos molares. Estos selladores convierten la fisura en una superficie lisa, lo que facilita su limpieza y evita la aparición del 70-80% de las caries. Además, en el caso de que un niño presente un mayor riesgo de caries, el dentista puede aplicar un barniz de flúor para proteger los dientes.

Buenos hábitos
Los dentistas recuerdan la importancia de inculcar a los pequeños unos hábitos de higiene óptimos con al menos dos cepillados al día con pasta fluorada, uno por la mañana y otro antes de dormir.

Asimismo, los niños deben seguir una dieta sana y equilibrada, limitando el consumo de productos azucarados. El agua y la leche son las bebidas más saludables para los dientes. Los zumos envasados o los refrescos deben consumirse en casos excepcionales, pues aunque estén etiquetados como «bajo en azúcar» o «sin azúcar añadido», no significa que no lo contengan. «Llevar una alimentación sana, rica en frutas, verduras y pescados, no solo ayudará a los niños a tener una boca sana, también influirá positivamente en su salud general», apunta el Dr. Castro.

 

 

 

Fuente: Gaceta Dental

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?