Logo DentaTips
Sección Pacientes

Los efectos de Kombucha en los dientes

Publicado el: 06 de Junio de 2019


 


El reciente auge de una serie de alimentos, bebidas y complejos vitamínicos con una variedad de supuestas propiedades benéficas para la salud ha traído a la mesa productos de los que poco se sabe en general. Mucho menos conocimiento tenemos sobre su comportamiento en los dientes.


En la siguiente entrevista, el doctor Agustín Zerón explica los efectos del Kombucha, un hongo procedente de Manchuria que se fermenta y se bebe con té y que tiene supuestos beneficios para la flora intestinal.


¿Cuáles son los efectos de la kombucha en los dientes?


La kombucha, al ser una bebida totalmente ácida, con un pH de entre 2.3. a 3.5, muy similar al de los refrescos de cola, bebidas energéticas y bebidas deportivas pueden ser factor de riesgo para la desmineralización y desgaste de los dientes. El pH ácido de la kombucha también facilita que las bacterias que ya se encuentran en la boca, puedan crear un ambiente poco saludable para las encías. Las bebidas azucaradas y ácidas reducen el pH bucal e incrementan el riesgo de lesiones no cariosas (erosión y abrasión) y las probabilidades de caries y enfermedades de las encías. Ahí, la característica de la kombucha, al tener un pH ácido, en su consumo frecuente produce desmineralización de los dientes.


Se debe tener mucho cuidado con la posible toxicidad debido a contaminación por microorganismos oportunistas”.


¿Qué sustancias en la kombucha afectarían a los dientes?


La kombucha, también conocida como hongo de té u hongo chino (hongo manchuriano), son en realidad una colonia compleja formada por bacterias, levaduras y algunos hongos, que en su proceso de fermentación transforman los azúcares en ácido acético y alcohol etílico. Estas colonias desarrollan una biomasa (conocida como SCOBY), que en una comunidad simbiótica entre las acetobacterias y levaduras (gluconobacter) producen diversos ácidos. Los principales componentes químicos de la kombucha son el ácido acético, y otros ácidos como láctico, tartárico, málico, glucorónico y glucónico. Si bien, la kombucha tiene una concentración de vitaminas, antioxidantes y aminoácidos, también contiene muchas enzimas y ácidos orgánicos, todas son sustancias químicas del proceso de fermentación. La kombucha, por su contenido bacteriano ha sido referida como un “probiótico”.


¿Qué otras bebidas tienen efectos similares?


Las bebidas ácidas como jugos de cítricos, refrescos, bebidas deportivas (Gatorade) y energéticas (RedBull) producen una intensa carga erosiva en la superficie de los dientes con esa carga ácida, que se desmineralizan y se vuelven más vulnerables al desgaste dental. Como resultado de la fermentación de la kombucha, los ingredientes originales se tornan ácidos.


¿Qué recomendaría para reducir los efectos?


A pesar de los muchos testimonios favorables sobre el consumo de kombucha, no existen pruebas científicas suficientes para recomendar el uso de este producto. Primero, hay que saber que como una masa viva de microorganismos, se debe tener mucho cuidado con la posible toxicidad debido a contaminación por microorganismos oportunistas. Se debe saber que existen reportes por el consumo excesivo de kombucha que puede producir acidosis metabólica, que potencialmente puede ser mortal. Los niños, las mujeres embarazadas o lactantes y las personas inmunocomprometidas nunca deben ingerir kombucha. Ante esto, yo prefiero un tepache [bebida fermentada a base de frutas originaria de México].


Fuente Dental Tribune.

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?