Logo DentaTips
Sección Pacientes

La diabetes aumenta hasta tres veces el riesgo de periodontitis

Publicado el: 24 de Enero de 2019


Según la Organización Mundial de la Salud en el mundo hay más de 347 millones de personas diabéticas. Si tú eres uno de ellos no deberías olvidar que para ti mantener una correcta higiene bucal es mucho más que una cuestión de estética o buena imagen. Es fundamental mantener un perfecto cuidado bucodental para evitar importantes complicaciones en tu salud a largo plazo.


El sistema inmunológico del paciente con diabetes se resiente con mayor frecuencia y por tanto los pacientes que la padecen son más susceptibles a la enfermedad periodontal. Y lo que es más importante, según un informe publicado por la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) y la Fundación SED (Sociedad Española de la Diabetes), la relación entre diabetes y los problemas bucodentales es bidireccional. Es decir, que no sólo la diabetes aumenta los riesgos de padecer problemas bucodentales sino que, además, esta enfermedad puede verse afectada por dichos problemas. De ahí la vital importancia que tiene para los diabéticos el tener una boca perfectamente cuidada y sana.


Una persona con diabetes tiene hasta tres veces más riesgo de tener periodontitis. Por otra parte, la enfermedad de las encías también tiene el potencial de afectar negativamente al control de glucosa en sangre, lo que pueden agravar la enfermedad periodontal. Esta enfermedad daña las encías y los huesos de la mandíbula (cuya función es sostener los dientes en su lugar) y puede causar mucho dolor al masticar. Las personas que la sufren pueden llegar incluso a perder los dientes. Además, al dificultar el control de la glucemia, también aumenta el riesgo de sufrir complicaciones habituales de la diabetes como la retinopatía, la nefropatía, las alteraciones neurológicas o las enfermedades cardiovasculares.


 


Patologías agravadas por la diabetes


Las variaciones de los niveles de glucosa, si no se controlan, aumentan las posibilidades de tener problemas bucales y por tanto es necesario prestar especial atención a ciertas patologías:


La caries

Normalmente está originada por una infección bacteriana causada por estreptococos, algo que podría ser consecuencia directa de la hiperglucemia, ya que este tipo de bacterias tienen más posibilidades de sobrevivir y dañar el esmalte cuando el nivel de glucosa alrededor de las encías es alto.


La xerostomía

También es conocida como síndrome de la boca seca. Surge cuando la producción de saliva es muy baja. En este caso no se trata de una consecuencia directa de la enfermedad, sino del posible efecto secundario de algunos medicamentos. Además, la boca seca implica también la disminución de la actividad antimicrobiana de la saliva, favoreciendo la proliferación de hongos que pueden acabar provocando infecciones.


La gingivitis 

Se trata de una forma de inflación de las encías que tiene su origen en la acumulación de placa dental, algo que sucede con más frecuencia en las personas con diabetes. El control de los niveles de azúcar de las personas con diabetes es determinante para la aparición o agravamiento de este trastorno bucodental, ya que un control glucémico inadecuado deriva con más facilidad en problemas de gingivitis. Lo mismo ocurre con la periodontitis, que en un estadio avanzado puede derivar en pérdida de piezas dentales.


 


Pautas de higiene y control bucodental 


Si eres diabético y quieres prevenir estas patologías estos consejos te pueden ayudar:



  • Visitar con frecuencia a tu odontólogo, como mínimo cada seis meses, y comentarle que sufres diabetes. Los diabéticos tienen necesidades especiales y su dentista cuenta con todo lo necesario para satisfacerlas, pero debe conocer los cambios que sufra en su afección y los medicamentos que ingiere. Como ya hemos señalado, la clave para controlar la diabetes y la enfermedad periodontal es la prevención. La reducción de las bacterias y la eliminación de biofilm por encima y por debajo de la línea de las encías es el mejor tratamiento. Esto se puede hacer en la clínica con el raspado y alisado radicular.

  • Controla tus niveles de glucosa y no olvides que ésta influye a la hora de prevenir y tratar caries e infecciones como las aftas que causan los hongos, la candidiasis bucal.

  • Evite fumar.

  • En caso de usar prótesis dental, retírela de su boca y límpiela diariamente.

  • Si sus niveles de azúcar no están en el nivel apropiado es mejor que posponga cualquier procedimiento dental, salvo que sea una emergencia.

  • Lleva a cabo limpiezas de manera periódica ya que el estado de las encías es fundamental.

  • Utiliza una pasta de dientes que lleve flúor.

  • Es importante cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días. Preferiblemente utilice un cepillo suave para la higiene diaria.

  • Toma muchos líquidos para evitar la sequedad de la boca que podría provocarte algunas medicaciones indicadas para la diabetes.


Fuente: Clinica dental Carolina Lopez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?