Logo DentaTips
Sección Pacientes

Una mala salud bucal puede provocarte problemas graves de salud

Publicado el: 04 de Septiembre de 2018


 


Según la Academia de Odontología General, hay una clara relación entre la enfermedad periodontal(encías) y complicaciones en nuestra salud como el derrame cerebral o las enfermedades coronarias. En el caso de las mujeres, aquellas que cursan con alguna enfermedad de las encías también tienen una mayor incidencia de embarazos prematuros y nacimientos de bebés con bajo peso.


 


Otras investigaciones destacan que más del 90% de todas las enfermedades sistémicas, es decir, aquellas enfermedades que afectan a muchos órganos o incluso a todo el cuerpo, presentan una manifestación oral, como una inflamación de las encías, úlceras en la boca, sequedad bucal o excesivos y repetitivos problemas en las encías. Hay estudios que destacan que la salud de la boca es un claro reflejo del estado en el que se encuentra el resto del cuerpo. Por ejemplo, si tenemos una boca completamente saludable, lo más probable es que nuestra salud en general sea buena, pero, por otro lado, si la salud de nuestra boca es mala, podríamos tener otros problemas de salud.


 


Si los ojos son el reflejo del alma, tu boca sería el reflejo de tu salud.


 


Es hora de superar tu miedo al dentista


 


Todos conocemos a alguna persona que le da miedo ir al dentista, ya sean niños o adultos. De hecho, lo raro es encontrar a alguien que no tenga este temor, totalmente infundado, porque cuando te ponen la anestesia no sientes ningún tipo de dolor.


 


Ese “miedo” hace que no se lleven a cabo las necesarias y correctas revisiones al dentista, cosa que luego termina pasándonos factura pues la higiene bucal es uno de los aspectos que más debemos cuidar, ya no sólo por estética sino especialmente por nuestra salud. Una mala salud dental tiene consecuencias como caries, mal aliento, inflamación de las encías, entre otras, y algunas más graves. Pero también puede afectar de manera negativa a la autoestima y a la capacidad de comunicación ya que una sonrisa perfecta, estéticamente hablando, influye fuertemente en la autoestima de la persona al no tener ningún tipo de tapujos ni complejo al hablar y sonreír en público, lo que reforzará la seguridad en sí misma.


 


Cuando se pierde alguna pieza dental (o más de una) y no se repone, la estética y sobretodo la fonética se ve afectada ya que los sonidos y palabras no pueden pronunciarse correctamente, lo que inevitablemente acaba influyendo negativamente en la autoestima del paciente.


 


Después de haber visto los efectos perjudiciales que puede traer consigo una mala salud bucal, es imprescindible acudir al dentista al menos una vez al año a hacernos una visita de revisión para comprobar que todo está en orden, y si no fuera así, coger el problema a tiempo. Ya sabes el dicho, más vale prevenir que curar.


 


¿Te has preguntado alguna vez porqué tenemos ese miedo al dentista? Posiblemente un equipo de científicos japoneses haya encontrado la respuesta, pues según estos investigadores el zumbido del “motor” que utilizan los dentistas y que es el responsable de palpitaciones y temblores en muchos pacientes es debido a una respuesta cerebral desconocida hasta ahora.


 


Para descubrir que sucede en nuestro cerebro en esa situación, los investigadores utilizaron escáneres cerebrales comparativos con diferentes pacientes y se llegó a la conclusión de que aquellas personas que llegaban con miedo a la consulta del dentista tenían claras diferencias en su respuesta cerebral en comparación a los pacientes que estaban  más relajados.


 


 


Fuente: Capital

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?