Logo DentaTips
Sección Pacientes

Mitos y verdades sobre las carillas dentales

Publicado el: 23 de Agosto de 2018

Mitos y verdades sobre las carillas dentales

 

Bastante hemos escuchado mencionar esta técnica innovadora de la odontología cosmética pero, también, llegan con ella muchas interrogantes: ¿qué son?, ¿cómo funcionan?, ¿son una solución definitiva?, ¿dañan los dientes?. Es por ello que hemos decidido aclarar tus dudas y ayudarte a decidir si es una opción viable a mejorar tu diseño de sonrisa.

 


Comencemos explicando en qué consisten. Las carillas dentales son piezas finas que se moldean para adaptarse a tus dientes, las cuales se colocan y adhieren en la superficie anterior del mismo. Aunque en principio podría pensarse que son como las coronas, no deben confundirse; se utilizan únicamente en tratamientos con fin estético. Son utilizadas para corregir dientes fracturados, manchados, desalineados, desgastados, desiguales o con separación anormal. Ésta no se trata de una intervención quirúrgica, por lo tanto, no es dolorosa ni complicada.

Las carillas dentales son una práctica que se ha abierto camino dentro de la odontología cosmética y, hoy en día, es una de las técnicas más utilizadas. Los dos materiales más comunes en la fabricación son la resina y la porcelana. Las carillas son adheridas a los dientes con cemento resinoso. Éstas son elaboradas por un protesista en el laboratorio de prótesis dental.

Existen 3 tipos de carillas:
Las de porcelana, hechas por un laboratorio sobre un modelo de paciente.
Carillas de porcelana preformadas, las cuales son compradas por un dentista, en un comercio.
Por último, tenemos las carillas realizadas en un material que resulta de una mezcla entre resina y porcelana. Son hechas a mano por un odontólogo y es un trabajo totalmente personalizado

Pues bien, entendiendo qué son y de qué están hechas, despejaremos, a continuación, algunas de las dudas más recurrentes al momento de decidir si colocarte carillas dentales es una buena opción.

1. ¿Mi sonrisa se va a ver totalmente artificial?
Falso. Actualmente, las carillas son elaboradas con materiales que las hacen parecer dientes naturales, de forma que encajan a la perfección con el diente y se logra una sonrisa uniforme.

2. ¿Las carillas dentales desgastan el esmalte de mis dientes?
Este procedimiento conserva mucho la estructura original dental, pero si es cierto que en algunos casos es necesario realizar un desgaste mínimo de esmalte para facilitar el encaje de las carillas. Sin embargo, no siempre es necesario. Lo recomendable es que evalúes con tu odontólogo de confianza si es necesario y si tendrás alguna consecuencia en tu salud bucal.

3. Las carillas lucen demasiado blancas.
Falso. La preocupación de muchos es el resultado de la sonrisa, que destaquen espacios muy blancos correspondientes a las carillas dentales. Esto no tiene que representar un problema, ya que en la actualidad tú puedes elegir en qué tono deseas tus carillas, logrando que, al colocarlas, obtengas un resultado acorde al color natural de tu dentadura.

4. Tendré dolores o me causarán infecciones.
Las carillas pueden provocar sensibilidad dental, comúnmente, en las que son temporales. Pero no es frecuente experimentar hipersensibilidad dental u otros dolores a largo plazo.

5. ¿Todo el mundo puede usar carillas dentales?
Falso. Un dentista cosmético primero te examinará, para asegurarse que las carillas sean apropiadas para ti. Si no lo son, el dentista buscará un tratamiento que sea apropiado para tus objetivos específicos.

Ahora bien, veamos algunas consideraciones importantes sobre las carillas dentales a tener en cuenta a la hora de decidir cuál colocarte:



    • Todas las carillas y, en general, todos los tratamientos que se hacen de odontología, requieren de controles y mantenimiento a través del tiempo, por lo que debes contemplar la asistencia regular a tu odontólogo para mantenerlas en perfecto estado.

 

    • Las carillas hechas por un laboratorio suelen necesitar algo menos de control, pero en caso de algún problema, son más difíciles de solucionar. Entre otros inconvenientes que pueden surgir, está el hecho de conseguir la misma partida para que sean iguales y tengan el mismo color.

 

    • Los problemas que surgen en carillas de resina y cerámica se pueden resolver en poco tiempo (incluso minutos) y se hace de manera muy simple. Aunque implica que en ocasiones requieran un poco más de mantenimiento. Por otra parte, no necesitan desgastar el esmalte del diente.

 

    • Antes de iniciar la colocación de una carilla dental, es vital que no tengas ningún problema de salud bucal sin solucionar. Este procedimiento es simplemente estético.




Las carillas dentales son una alternativa estética que funciona bien a diferentes tipos de dentadura y de necesidades del paciente. La gran ventaja es que el odontólogo le concederá al paciente la oportunidad de renovar por completo la apariencia de su sonrisa, darle un nuevo diseño y ayudarle a alcanzar el color deseado.

Nuestra recomendación es que, una vez hayas hecho una revisión completa del diente y no tengas ningún problema de salud bucal que atender, puedas entonces consultar con un especialista en la técnica. Éste podrá evaluar el estado de los dientes y hacer un diseño previo, de forma que pueda darte una idea de la nueva apariencia que pueden tener tus dientes.

La decisión final es tuya, consulta con personas con experiencia en carillas dentales y recibe orientación siempre de un especialista en el tema. Tu sonrisa lo vale.

 

 

 

Autor: Cefe Lascano

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?