Logo DentaTips
Sección Pacientes

¿Cómo desinfectar los cepillos de dientes?

Publicado el: 01 de Agosto de 2018

desinfectar cepillo de dientes


Los cepillos de dientes son uno de los objetos que más sufren las consecuencias de una mala higiene. En ocasiones, con las prisas del día a día, no reparamos en la importancia de mantener limpios algunos objetos cotidianos como los cepillos de dientes.


La mayoría de las personas consideran, ya sea por comodidad o por desconocimiento, que es suficiente con enjuagar con agua los cepillos de dientes tras su uso. Pero lo cierto es que en sus cerdas se van acumulando restos provenientes de nuestra boca y residuos de la pasta dental que el agua no ha conseguido eliminar.


Todas estas partículas pueden generar bacterias que nos llevamos a la boca en usos sucesivos y que son nocivas para nuestra salud.


Por todas estas razones, es conveniente conocer el modo de desinfectar nuestro cepillo de forma periódica. Nosotros te ofrecemos varias opciones con productos que todos tenemos en casa. Antes y después de llevar a la práctica cualquier acción sobre el cepillo, recuerda lavarte las manos con agua tibia y jabón para no contaminarlo ni para adquirir sus propias bacterias.


lavarse los dientes


1. Vinagre:


Una vez  enjuagados los cepillos de dientes, colócalos en un vaso con vinagre blanco, de modo que la cabeza de todos ellos queden cubiertas en su totalidad. Déjalos reposar unas horas y acláralos de nuevo. Este producto no solamente te ayudará a eliminar los residuos de los cepillos, ya que el vinagre es, además, un buen remedio para acabar con el sarro.


2. Agua oxigenada:


Llena un vaso de agua oxigenada hasta la mitad y cubre el resto con agua del grifo. Introduce los  cepillos en el vaso y mantenlos de este modo durante un par de horas. Pasado este tiempo, acláralos y ya estarán perfectamente desinfectados.


3. Bicarbonato de sodio:


Tras limpiar los cepillos en agua caliente, vierte dos cucharadas de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua. Introduce los cepillos de dientes en el vaso y déjalos reposar media hora. Transcurrido este tiempo, aclara los cepillos con agua fría para que no se ablanden las cerdas.


4. Pastilla desinfectante:


Sumerge los cepillos de dientes en un vaso de agua e introduce una pastilla para limpiar dentaduras postizas. El efecto efervescente eliminará los restos de residuos.


5. Enjuague bucal:


Remoja los cepillos de dientes en enjuague bucal durante 30 minutos. El poder antibacteriano del enjuague eliminará los gérmenes que puedan quedar en los cepillos gracias a la elevada cantidad de alcohol que poseen este tipo de productos.


No es necesario desinfectar los cepillos de dientes de forma estricta todos los días pero sí recuerda que, para una correcta limpieza diaria de los cepillos, debes intercalar agua caliente y fría para así liberar las bacterias que queden retenidas entres sus cerdas tras cada uso.


También es importante que utilices una cubierta para los viajes, pues al transportarlos en una maleta o neceser pueden impregnarse de todo tipo de suciedad y polvo. Eso sí, cuando estés en casa, no utilices dicha cubierta, pues la situación húmeda que experimentan los cepillos puede provocar que crezcan en ellos  todo tipo de bacterias.


Todos estos consejos te ayudarán a mantener completamente limpios tus cepillos de dientes, pero recuerda que la vida útil de un cepillo (no eléctrico) es de 3/4 meses. Si pasado este tiempo, continua estando impecable, es probable que no estés llevando a cabo una limpieza de tus dientes totalmente eficaz. Si este fuera tu caso, te recomendamos que consultes con tu dentista para que te ayude a corregir dicho hábito.


 


¿Y si utilizo cepillos de dientes eléctricos?


Tras cada uso, los cepillos de dientes eléctricos deben enjuagarse con agua durante varios segundos para que todas las cerdas queden libres de bacterias. Después, sécalo fuertemente con los dedos para que no quede un exceso de agua en los cepillos.


A parte, para desinfectar de forma eficaz los cepillos eléctricos, deberás prestar atención, de manera periódica, a la limpieza de sus cabezales. Recuerda que esta parte de los cepillos es la que entra en contacto directo con nuestra boca y es la más sensible a adquirir todo tipo de bacterias.  Puedes sumergir los cepillos de dientes en un antiséptico bucal durante una hora aproximadamente. Nosotros recomendamos, por ejemplo, la clorhexidina.


cepillo dental electrónico


Para desinfectar el mango, puedes utilizar un paño humedecido con agua y unas gotas de cloro. Remueve el paño para eliminar todos los restos de polvo o manchas de pasta de dientes. Recuerda no mojar el mecanismo de los cepillos pues podrían estropearse.  Para limpiar la parte del mango que conecta con el cabezal, puedes utilizar la misma solución a base de cloro y valerte de un bastoncillo para los oídos.


Puedes llevar a cabo esta práctica una vez a la semana. No solamente estarás eliminando los virus que puedan ser nocivos para tu boca, sino que también impregnarás el cepillo de un agradable aroma mentolado.


Con estos trucos de limpieza del cepillo de dientes conseguirás tener una boca perfecta. Es muy importante que lleves a cabo una buena limpieza y desinfección de todos los utensilios que utilices para limpiar tu boca.


Es importante que utilices un capuchón para proteger tu cepillo que disponga de orificios. Además, recuerda mantenerlo siempre en posición vertical para que no entre en contacto con otro tipo de partículas.


Fuente: Dr. Sonrisa


Quizá te pueda interesar: Cepillos Philips Sonicare


cepillo dental electrónico Philips Sonicare


 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?