Logo DentaTips
Sección Pacientes

Cómo cepillar nuestros dientes correctamente

Publicado el: 31 de Mayo de 2018

 


Cepillar nuestros dientes es el mejor método de higiene bucal, pues previene la placa bacteriana de los dientes y nos protege de problemas de caries o de encías. Por ello, gracias al cepillo de dientes, podemos mantener una buena higiene bucal.


De esta manera, el cepillado de los dientes es una de las partes de mayor importancia dentro de la higiene y el cuidado personal. La mayoría de odontólogos recomiendan cepillar los dientes y usar hilo dental al menos 2 veces al día, aunque a veces nos cuesta hacerlo, ya sea por el trabajo, la universidad o porque estamos de paseo.


Para que el cepillado cause efectos positivos en nuestra salud oral, es indispensable que lo conviertas en una rutina diaria y, para ello, lo más recomendable es cepillar nuestros dientes después de cada comida. En definitiva, tener un adecuado cepillado de nuestros dientes es muy importante para tener una dentadura limpia y una buena higiene bucal, por ello aquí te decimos cómo cepillar los dientes correctamente.


Usar una pasta dental con flúor


Este elemento es muy aconsejable para prevenir las caries, ya que puede otorgar grandes beneficios para los dientes. Ayuda a aumentar la resistencia del esmalte, actúa en contra del crecimiento de bacterias que promueven el sarro y, además, funciona como anti-bacteriano.


Cepillar dos veces al día


Es muy importante cepillarse los dientes al menos dos veces por día y, en lo posible, mantener muy constante este hábito. El tiempo que le dediques al cepillado de tus dientes es de mucho cuidado, ya que lo recomendable es 30 segundos por cada sección de tu boca: superior derecha, superior izquierda, inferior derecha e inferior izquierda. Esto equivaldrá a dos minutos cepillándote.


Empezar por las zonas más difíciles


Es normal que mostremos más esmero cuando empezamos a cepillarnos, es por esto que se recomienda empezar el cepillado por la parte posterior de la dentadura, ya que es la parte donde su acceso presenta una mayor dificultad, así nos aseguramos que el área quedará limpia.


Cepillar correctamente


Lo más recomendable es inclinar el cepillo alrededor de 45 grados, de forma que las cerdas de la parte superior puedan alcanzar el borde que se encuentra entre la encía y el diente. Desde esta posición arrastra el cepillo por todos los dientes asegurándonos de limpiar muy bien la parte interna, como también la zona de masticación que se encuentra al final de la dentadura.


No enjuagar con demasiada agua


Cuanto más tiempo este el flúor en contacto con el esmalte de nuestros dientes mayor será su efecto, por lo que es recomendable enjuagar con la cantidad justa de agua, así quedarán residuos de flúor en los dientes y podrá empezar a hacer su efecto.


Usar hilo dental


Es muy importante utilizar hilo dental para eliminar cualquier resto que pueda quedar al cepillarnos, las cuales, por lo general, son las partes donde no llega el cepillo. Sólo basta con cortar un pedazo de hilo y enrollar los extremos en los dedos e introducirlo en el espacio interdental, deslizar la seda muy suavemente hacia arriba y abajo hasta llegar a la encía.


La lengua


Pasar el cepillo muy suavemente por la lengua es muy importante, porque ayuda a eliminar bacterias que allí se alojan y, con ello, mantendrás un aliento muy fresco.


Cepillo adecuado


Es indispensable saber escoger el tipo de cepillo adecuado para tu boca, tu odontólogo te puede orientar sobre algunas opciones si el caso lo requiere, lo ideal es utilizar un cepillo de cerdas suaves. Recuerda que hay que cambiarlo cada tres o cuatro meses o cuando las cerdas empiecen a desgastarse.


No obstante, no sólo es necesario tener un buen cepillo de dientes o una buena crema dental, si no se cuenta con una buena técnica de cepillado, ya que muchas veces es mejor el cepillado incluso sin crema dental, lo importante es aseguramos bien que eliminamos la placa bacteriana que es la causante de las caries y de las enfermedades periodontales. Es necesario instruir a los niños desde pequeños a cepillarse los dientes después de cada comida, pero sobre todo antes de dormir, haciendo que creen el hábito de higiene bucal.


No olvides realizar visitas periódicas al odontólogo, ya que él podrá detectar alguna anormalidad que tal vez nosotros no percibamos a simple vista.

 

Fuente: Mejor con Salud

 

Quizá te pueda interesar: Cepillos Philips Sonicare

 

 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?