Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

5 Maneras de enseñarles a los niños hábitos de higiene

Publicado el: 25 de Abril de 2018

 

Como mencionábamos en otro de nuestros artículos, nunca es muy temprano para enseñar a los niños a cultivar una higiene tanto general como bucal adecuada, pero muchas personas pasan esto por alto. Esto ha causado que el 80% de los niños en México padezcan de caries dentales desde muy pequeños, según cifras de la delegación del estado de Oaxaca del Instituto Mexicano de los Seguros Sociales.

Estos números podrían bajar drásticamente si más personas se hicieran conscientes de la importancia de la higiene y además, les enseñaran a sus hijos, pero muchas veces esto no ocurre porque ellos mismos no se estiman lo suficiente como para cuidarse a sí mismos y con su ejemplo le heredan el mismo comportamiento a sus hijos. Según Gananci, la autoestima influye en muchos aspectos de nuestras vidas, entre ellos, la higiene personal, por lo que muchas veces esa falta de cuidados tiene su raíz en una autoestima pobre.

Luego esto se vuelve un ciclo porque las personas con caries visibles experimentan timidez, retracción, problemas para sonreír, falta de confianza en sí mismos, entre otros. Así que, para evitarles estas incomodidades a nuestros hijos, lo mejor que podemos hacer es inculcarles hábitos de higiene que los acompañarán durante toda su vida. Esto no siempre es sencillo, por esta razón hemos recopilado algunos consejos que te servirán para facilitarte la tarea:

1.- Demuestra con tu ejemplo: esta es la manera más efectiva para enseñar a los niños a hacer cualquier cosa. Si tú les dices que coman vegetales, pero en tu plato nunca hay ensalada, será más difícil para ellos obedecer porque tus acciones no son coherentes con tus palabras.

Deja que tus niños te vean mientras lavas tus manos, cuando cepillas tus dientes, al entrar o salir de la ducha y demuéstrales que es parte importante de la rutina para una vida sana.

2.- Explica la importancia de la apariencia: además de la educación, cortesía y modales que son importantes para interactuar con otras personas, también es necesario que le expliques cómo la forma en que lucimos es importante para caer en gracia a los demás. Esto no significa que estás criando a alguien superficial, sino a una persona que además de preocuparse por crecer en su interior, también se interesa por su exterior.

 

La buena higiene forma parte de la salud, así que debes enseñarles a tus hijos a cuidarse a sí mismos al prestar atención a la limpieza de sus manos, cabello, boca, uñas, oídos y cuerpo en general.

Los niños pequeños tienden a ser curiosos y a tener muchas preguntas, así que ármate de paciencia al tener conversaciones con ellos. Cuando les das explicaciones del porqué de las cosas usando un lenguaje que ellos puedan comprender verás que se mostrarán mucho más abiertos y contentos de participar.

3.- Rutina: crea una rutina o un horario para que los niños se puedan adaptar y no les tome por sorpresa estos nuevos hábitos, sobre todo cuando se trate de chicos que no sean muy dados al agua o a este tipo de actividades.

Si puedes dibuja un horario y pon a tus hijos a participar coloreando el mismo. Lo importante es que se sientan involucrados para que no lo perciban como una obligación, sino como un deber que es beneficioso para todos los miembros de la familia.

Por ejemplo, puedes colocar “manicura” una vez a la semana, limpieza de oídos lunes, miércoles y viernes, etc. Esto para estimular a que los niños también sean responsables de que esto ocurra al recodárselo a sus padres o representantes. Se busca que su participación sea activa incluso estando pequeños, porque de esta manera podrán mantener los hábitos por más tiempo.

Si te cuesta estar presente en la rutina diaria de tus hijos porque el trabajo te consume, mira este listado de maneras de ganar dinero en Gananci para que puedas tener ingresos de maneras que no son tan convencionales pero que te darán la oportunidad de estar más presente en la vida de tus hijos.

4.- Repetición: la crianza de los niños requiere mucha paciencia y deberás recordar esta máxima “la repetición es la madre de la retención”, así que en vez de enojarte porque tus hijos te desobedecen, recuérdales las razones por las cuales es importante mantener una buena higiene general.

Hay que hacer hincapié en la higiene bucal ya que muchas veces los niños suelen pasarla por alto por no entender las graves consecuencias que puede traer. Para que entiendan esto puedes mostrarle fotos de sonrisas sin dientes o con piezas careadas para que comprendan la relevancia que tiene el buen cepillado, así como el uso del hilo y enjuague bucal

5.- Diversión: para hacer más didácticos estos momentos, trata de que sea divertido para ellos. Canten o escuchen canciones, deja que tu hijo te cepille a ti y tú a él, usa implementos adecuados e interesantes para su edad (colores llamativos, sus personajes favoritos, etc).

Otra táctica que puedes aplicar es crear una especie de pizarra donde pongas un sello divertido cada vez que tu hijo cumple con sus actividades (bañarse, cepillarse los dientes, limpiar su ombligo) así sea con tu ayuda. Al final de la semana si tienen la pizarra llena pueden tener algún beneficio extra y en caso de que no haya sido así, no es necesario un castigo, pero sí una reafirmación de la importancia de tener buenos hábitos higiénicos.

 

Autor: Edith Gómez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?