Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Paludismo

Publicado el: 23 de Abril de 2018

paludismo


¿Qué es el Paludismo?


Es una enfermedad infecciosa que se presenta especialmente en área rural y en las localidades carentes de servicios de salud y de preferencia con clima cálido y húmedo. El paludismo es una enfermedad infecciosa (parasitaria), dada por un protozoario, llamado Plasmodium el cual se transmite al ser humano por medio de picadura del mosco Anopheles infectado, quien lleva al parásito en su saliva.


El paludismo se transmite de un hombre a otro hombre por la picadura de mosquitos hembras Anopheles infectados. Los seres humanos son el único reservorio importante del paludismo humano. Aunque se conocen casos de transmisión congénita y por transfusión sanguínea o el uso de agujas contaminadas.


El enfermo de paludismo comienza con malestar general, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, náuseas y sudoración profusa. Después de unas horas sin fiebre, se repiten los escalofríos, fiebre, sudoración, cada tercer día por lo que el paciente debe solicitar atención médica.


La persona que sospeche padecer paludismo deberá acudir con el promotor voluntario de su comunidad o al centro de salud más cercano para que le tomen una muestra de gota gruesa de sangre y le administren el tratamiento presuntivo (cloroquina) mientras llega el resultado de laboratorio.


Esta muestra será analizada al microscopio y en caso de resultar positiva se le administrará al paciente el tratamiento de cura radical (cloroquina y primaquina).


 


Medidas de Prevención



  • Eliminación de criaderos, destruyendo la vegetación alrededor de la vivienda.

  • Drenar periódicamente los cúmulos de agua que no se utilicen regularmente.

  • Uso de repelentes de insectos en las partes descubiertas del cuerpo.

  • Evitar dormir fuera de la vivienda, colocar mallas y mosquiteros en puertas y ventanas.

  • Cuando se viaje a zonas endémicas de paludismo se deberá administrarse el tratamiento preventivo.


 


Programa de Acción de Paludismo


Las enfermedades transmitidas por vector (ETV) son aquellas en las que intervienen mosquitos, moscas, piojos, chinches, pulgas, garrapatas, entre otros artrópodos, capaces de recibir y transmitir de un hospedero a otro, los agentes causales de enfermedad, independientemente de que sean capaces de amplificar, desarrollar o sólo transportar agentes tan diversos como virus, protozoarios, nemátodos y rickettsias.


Este proceso de transmisión está condicionado por factores de riesgo que modulan las probabilidades de enfermar, como son la higiene personal y el saneamiento de la vivienda, los movimientos migratorios, cambios climáticos, modificaciones de los patrones de vida e invasión del hombre hacia los nichos ecológicos, así como la introducción de nuevos agentes o vectores.


Los daños producidos por las ETV han sido más importantes que los causados por las guerras del siglo pasado, donde se registraron más muertes por paludismo que por efectos del uso de armas.


La Organización Mundial para la Salud (OMS), notifica un incremento alarmante de la incidencia y que aparecen aproximadamente 300 millones de casos nuevos de paludismo año con año, de los cuales más de un millón resultan fatales, 90% de las muertes atribuibles al paludismo ocurre en África en niños menores de cinco años, es en ese continente donde se presentan las mayores dificultades para el control.


 


Programa Nacional de Paludismo


El paludismo es una enfermedad parasitaria causada por protozoarios del género Plasmodium que se transmite a los humanos por la picadura de las hembras infectadas de los mosquitos del género Anopheles.


Las especies del Plasmodium causantes son: ovale, malariae, vivax y falciparum, estas dos últimas, las de mayor distribución en el mundo.


El impacto de la malaria en la salud y en el desarrollo económico de las poblaciones humanas es mayor en las regiones tropicales y subtropicales. La OMS estima que cada año ocurren entre 300 y 500 millones de casos nuevos y hasta 2.7 millones de muertes en todo el mundo. La mayoría de las muertes ocurren en África, al sur del Sahara; sin embargo, también hay una considerable carga de enfermedad en América Latina, principalmente en la Cuenca Amazónica. La enfermedad causada por P. falciparum provoca la muerte de 0.5 a 2 millones de personas cada año, en particular de menores de cinco años.


En el continente americano, un tercio de la población reside en áreas con algún riesgo para la transmisión del paludismo. De los 293 millones de habitantes que viven en dichas áreas, 70% corresponden a 21 países con riesgo de transmisión y el resto, en lugares endémicos. En México, el principal agente etiológico es P. vivax; algunos casos aislados de P. falciparum se notifican, en estados de la frontera sur, los cuales se asocian a movimientos migratorios provenientes de Centroamérica y otras con resistencia a medicamentos antimaláricos.


 


Instituto de Salud del Estado de México / Secretaría de Salud

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?