Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

¿Quieres tener dientes perfectos? Evita estos 7 alimentos

Publicado el: 15 de Enero de 2018

 

¿Quieres tener dientes perfectos? Evita estos 7 alimentos

Tener una sonrisa perfecta es el sueño de muchos. Por desgracia, ese sueño se puede ir fácilmente al traste si no le pones atención a lo que ingieres y a tu cuidado bucal en general. Si quieres saber cómo obtener unos dientes de foto y mantenerlos así, sigue leyendo.

Por lo general, aquellos alimentos que maltratan y deterioran tus dientes tampoco son buenos para ti, así que todo se puede reducir a llevar una alimentación más sana. Para saber cómo hacer esto, lee este artículo sobre 22 maneras efectivas y simples de estar más sano con el mínimo esfuerzo.

Sin embargo, aquí dejo una lista de los peores alimentos para tus dientes y qué hacen exactamente. ¡Toma nota!

  • Hielo: Este es un hábito tan común que incluso tiene nombre, y es pagofagia, lo cual puede tener relación al padecimiento de anemia o a alguna causa psicológica. Sin embargo, esto se debe evitar a toda costa pues debido a lo frío y duro que es, puede dañar el esmalte de tus dientes. Elige chicles sin azúcar o simplemente tomar agua.

 

  • Cítricos: Sabemos que las frutas cítricas aportan muchas vitaminas y nutrientes, pero puedes encontrar formas de ingerirlos que sean mucho más gentiles con tus dientes. Frutas como el limón, la naranja e incluso el vinagre y los encurtidos pueden dañar para siempre el esmalte de tus dientes, promoviendo la aparición de caries, la hipersensibilidad dental e irritando cualquier herida que puedas tener en la boca.

 

  • Café y té: Sí, estas dos bebidas aportan muchos beneficios a tu organismo, pero no son tan amables con tu boca. Pueden manchar tus dientes debido a sus taninos, así como elevar los niveles de estrés por la cafeína que contienen, y esta es una de las principales causas de la enfermedad periodontal. Para que no tengas que alejarlos de tu vida para siempre, cepilla tus dientes luego de tomarlos e intenta reducir su consumo cambiándolos por otras bebidas menos dañinas.

 

  • Vino tinto: Este tipo de vino en específico contiene taninos que estimulan la aparición de manchas de color gris en los dientes, las cuales son más difíciles de quitar que las amarillas, producidas por el cigarrillo, por ejemplo. El vino blanco tiene las mismas repercusiones que su primo, aunque en menor medida.

 

  • Alimentos pegajosos: Este tipo de golosinas son muy propensas a dejar rastros de azúcar en los dientes. Una buena opción es el chicle sin azúcar, o sino procura lavarte los dientes luego de consumirlos, así como utilizar hilo dental para limpiar tus dientes a la perfección y evitar que queden residuos.

 

  • Caramelos: No hay nada peor para los dientes que estar en contacto con azúcar por mucho tiempo, y esto es exactamente lo que sucede cuando comemos algún caramelo. Esto ocasiona la aparición de caries, además de posibles accidentes como dientes rotos si se llegan a morder.

 

  • Alimentos crujientes: La comida con mucho contenido de almidón como patatas, frutos secos, entre otros, hacen que este polímero se acumule en los dientes. La solución es simple: buen cepillado e hilo dental.

 

  • Refrescos: Los refrescos son todo lo malo para los dientes en una botella, porque ya sabes de sobra el daño que le hace el azúcar para los dientes, pero aun cuando es sin azúcar, actúa como un ácido para los dientes, arremetiendo contra el esmalte y dejando el camino libre para las caries. Intenta dejar de consumirlo, o al menos tomar agua luego de un vaso de refresco.

 

  • Alcohol: El alcohol ataca nuestra salud bucal desde todas partes: en exceso, deshidrata y seca la boca, lo que puede provocar que la producción de saliva se minimice impulsando la aparición de caries e infecciones orales. Además, ¿sabías que consumir mucho alcohol puede provocar cáncer de boca? Por si esto no fuera poco, según un estudio de Nutrición Sin Más, también causa estreñimiento, así que deja su ingesta de lado de una vez por todas.

 

  • Bebidas energéticas: En este caso ocurre algo muy parecido a los refrescos, pues el contenido de azúcar y ácido de estas bebidas es bastante alto. Muchas veces son innecesarias y se pueden sustituir solo por agua. Si las vas a tomar, procura beber también un vaso de agua luego, comer chicle para salivar más y esperar como mínimo una hora para lavarte los dientes y reducir lo más posible el daño.

 

Lo expuesto anteriormente no significa que más nunca te podrás comer un caramelo ni una copa de vino en la reunión de fin de año de tu trabajo, solo que debes tener moderación con estos alimentos y tomar las precauciones necesarias para evitar que tu sonrisa 10/10 se vea arruinada.

 

Autor: Edith Gómez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?