Logo DentaTips
Sección Pacientes

5 maneras divertidas de enseñar a los niños una correcta higiene dental

Publicado el: 03 de Octubre de 2017

 

5 maneras divertidas de enseñar a los niños una correcta higiene dental

 

Hacer que tus niños sigan a diario una rutina dental saludable es más fácil decirlo que lograrlo. Los niños no tienen la misma mentalidad sobre la responsabilidad de la higiene como los adultos. A ellos siempre se les debe recordar cuándo tienen que cepillar sus dientes y explicarles el por qué deben hacerlo, enseñándoles a formar buenos hábitos. Según los expertos, los hábitos positivos diferencian a las personas exitosas de las fracasadas (https://gananci.com/diferencias-gente-exitosa/).

 

Si tienes un niño y estás preocupado por su salud dental, es tiempo de darle una ayuda a tu pequeño. Con la técnica correcta, incluso puedes hacerlo de una manera divertida y libre de complicaciones. A continuación, veremos algunas formas divertidas de animar a tus niños a cuidar sus dientes.

 

 1.     Cepíllate con él

Los expertos dicen que los niños deben aprender a cepillar sus dientes desde que tienen 2 años de edad, con la ayuda de sus padres. La buena higiene dental en una edad temprana evitará las placas bacterianas, las caries y muchos otros problemas dentales que podrían experimentar más adelante. Una rutina de higiene dental saludable incluye una limpieza completa de la boca al menos una vez al día, lo cual incluye cepillarse, usar hilo dental y enjuague bucal.

 

La mejor forma de enseñar la higiene oral es haciendo juntos la rutina del cepillado. Los niños siempre miran a sus padres. Esto es porque enseñar con el ejemplo es la mejor manera de que aprendan los correctos hábitos del cuidado dental.

 

Cepilla tus dientes en frente de tu niño y haz que se cepille también. Mientras se cepillan juntos, muéstrale a tu niño las buenas técnicas del cepillado. Enseñándole cómo cepillarse correctamente, aprenderán a hacerlo por su cuenta.

 

 2.     Deja que tu niño elija su propio cepillo de dientes

 

Es costumbre cambiar los cepillos de dientes cada tres meses por lo menos. Esto es para asegurar que las cerdas mantengan su habilidad de limpieza y las bacterias no se acumulen en tu cepillo. Puedes hacer de esto una experiencia divertida dejando que tu niño escoja su propio cepillo. Opta por uno que contenga el personaje de su película favorita o un cepillo eléctrico, que es conocido por ser el favorito de los más pequeños.

 

Cuando se trata de elegir la pasta de dientes, asegúrate de escoger una especial para niños, aquellas que no son tan duras para la boca o con mucha menta para los niños. Las pastas de dientes para niños usualmente tienen sabores a frutas dulces y son suaves para las encías.

 

 3.     Léele cuentos relacionados a los dientes antes de dormir

 

En lugar de leerle los cuentos comunes antes de irse a la cama, intenta encontrar algunas historias para niños relacionadas a los dientes. Los libros e historias son maneras divertidas de enseñarle a tu niño la importancia de cepillar sus dientes. Por ejemplo, la historia del hada de los dientes es una gran forma de motivar a los niños a mantener sus dientes saludables.

 

Enséñale a tu niño que el hada de los dientes colecciona dientes que se han caído y dejan algunos “regalos” como recompensa, y que si el hada encuentra una buena salud en sus dientes, también le recompensará por ello. De esta manera, tu niño sentirá menos ansiedad por perder los dientes y mostrarán interés en provocarlo.

 

 4.     Anima a tus niños a bailar o cantar mientras se cepillan

 

Los niños aman la música y el baile. Puedes incluir música en tus rutinas de cepillado para hacer el momento divertido y emocionante. Puedes usar sus canciones favoritas para hacer que amen la hora de cepillarse. Permite que tu niño baile un poco mientras se cepilla sus dientes para que sea divertido para él. Incluso pueden cantar con el ritmo mientras se cepillan.

 

 5.     Ten un sistema de recompensas

 

Crear un “sistema” de recompensas es otra forma de incentivar una rutina oral saludable en tus niños. Puedes recompensar a tu niño por sus logros, como cepillarse 3 veces al día en una semana, acumulando minutos de cepillado, por usar el hilo ellos solos y por recordar cepillar su lengua.

 

 

Con estos métodos divertidos, tus niños aprenderán a ver la higiene dental como algo que se disfruta. Permitiéndoles experimentar el sentimiento de la responsabilidad y logros, los incentivarás a seguir su rutina de cuidado dental con entusiasmo. 

 

 

Autor: Edith Gómez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?