Logo DentaTips
Sección Pacientes

Ortodoncia, un aliciente para parecer más jóvenes

Publicado el: 27 de Septiembre de 2017

 

ortodoncia joven

Los dientes, al igual que el resto de nuestro organismo, están en evolución toda la vida, por eso nuestra boca también muestra los signos de la edad. En este sentido, mejorar la función y salud de la boca, son los principales objetivos de un tratamiento de ortodoncia, pero además se busca tener una sonrisa más bonita que hasta pueden conseguir algunas mejoras estéticas.

En la actualidad para solucionar unos dientes torcidos o apiñados puede recurrirse tanto a la ortodoncia invisible (ya sea ortodoncia lingual o férulas transparentes) como a los brackets convencionales, ya que ambos sistemas son igualmente eficaces.

"Este tratamiento puede corregir algunos de los efectos del paso del tiempo: levantar la punta de la nariz, ganar soporte malar, darle mayor proyección al labio y exponer más la encía"

Aunque en general el momento idóneo para someterse a una ortodoncia es durante la etapa de crecimiento, actualmente alrededor del 60% o incluso el 65% de los pacientes de las clínicas de ortodoncia son mayores. Y es que, a partir de los 40 años empiezan a hacerse visibles los cambios y los problemas que origina el envejecimiento propio de los tejidos y las estructuras bucodentales.

Según el doctor Juan Carlos Pérez Varela “un tratamiento ortodóncico en manos de un buen especialista puede lograr un cierto efecto anti-edad corrigiendo algunos de los efectos del paso del tiempo: levantar la punta de la nariz, ganar soporte malar, darle mayor proyección al labio y aumentar levemente el grado de exposición de la encía”.

Pero los mayores cambios en la apariencia del rostro no se logran solo mediante ortodoncia, porque en un paciente adulto no se puede adelantar el maxilar, sino con un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática, que logra corregir muchos de los efectos de la edad en la cara.

El doctor Varela recuerda que hay que procurar conservar las piezas propias el mayor tiempo posible, mientras que no reponerlas puede derivar en una mala oclusión, pero también tiene consecuencias sobre el resto de nuestra sonrisa, ya que la boca pierde su forma original volviéndose más recta, se pueden formar bolsas en los laterales, aparecer grietas y fisuras en las comisuras de los labios.

 

Fuente: Con Salud

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?