Logo DentaTips
Sección Pacientes

El chicle y la salud bucal

Publicado el: 28 de Junio de 2017

 

Muchas veces, se presentan confusiones sobre el consumo de chicles y su relación con la salud bucal, específicamente porque consumir golosinas es algo que habitualmente está contraindicado por muchos odontólogos.

 

Generalmente, los odontólogos prohíben el consumo de golosinas por los niveles de azúcares que estas contienen, las cuales nos hacen más propensos a tener caries, sin mencionar el aporte calórico que poseen y lo poco saludable que resultan dentro de una dieta balanceada.

 

Lo cierto es que, pese a que los odontólogos nos han dicho que es malo consumir dulces, aparentemente ahora han empezado a decir lo contrario sobre cierto tipo de chicles, aquellos que no poseen azúcar.

 

Los chicles sin azúcar

 

Masticar chicle es una práctica que trae resultados beneficiosos a nuestra higiene bucal, ya que estos contribuyen a incrementar la cantidad de saliva en nuestra boca, y esta es necesaria para que nuestros dientes se mantengan limpios y estén protegidos ante la presencia de los ácidos que generan algunas bacterias.

 

La saliva es necesaria puesto que permite que la cavidad bucal se encuentre húmeda de forma regular. Al comer, tendemos a salivar en mayor cantidad y esto hace posible que los alimentos sean consumidos.

 

De igual forma, la saliva es importante ya que es protectora, pues, luego de comer esta hace posible que los residuos alimenticios se remuevan más fácilmente de los dientes.

 

Sin embargo, la recomendación es masticar chicles que no contengan azúcar, especialmente aquellos que contienen Xilitol, ya que este ingrediente puede impedir que las bacterias proliferen, sobre todo la bacteria estreptococo, la cual influye mucho cuando los dientes se dañan.

 

Según estudios científicos, el xilitol es un perfecto sustituto del azúcar (http://nutricionsinmas.com/xilitol/)

 

La mayoría de las personas suelen masticar chicles para tener un aliento más fresco. No obstante, también es posible obtener beneficios de la goma de mascar -siempre y cuando esta sea sin azúcar-, en tanto que ayuda a mantener la higiene dental y los dientes se ven más saludables.

 

Por ello, es válido afirmar que el chicle ayuda a reducir el riesgo a padecer caries, como consecuencia de los alimentos consumidos, ya que justamente luego de comer el pH se torna más ácido y esto deteriora lo dientes, haciéndolos más débiles y bajo riesgo de sufrir por caries.

 

La preocupación por prevenir las caries ha sido una constante en el sector odontológico. A raíz de ello, muchos especialistas han empezado a crear chicles que contribuyen a fortalecer los dientes.

 

Por este motivo, muchos de los fabricantes de chicles han decidido agregarle un ingrediente, llamado caseína fosfopéptidos amorfo fosfato de calcio (CPP-ACP), según el cual es posible que el diente se vuelve a mineralizar, haciendo más fuerte su esmalte.

 

Ahora, con todas estas promesas y soluciones que aporta la industria dedicada al cuidado de los dientes, es más factible poder satisfacer el deseo por consumir dulces, sin exponer nuestros dientes a las caries, o deterioro del esmalte.

 

En lugar de correr despavoridos ante la presencia de dulces, en futuras ocasiones ya sabes que puedes comer dulces, mientras estos sean sin azúcar, o puedes masticar una deliciosa goma, ya que te ayudará a endurecer el esmalte de tus dientes y estos estarán más saludables y protegidos.

 

Además de lo anteriormente señalado, algunas investigaciones han demostrado incluso que los chicles que no poseen azúcares, también pueden contribuir a evitar el sangrado en las encías, así como la gingivitis, precisamente por la capacidad que poseen de remover bacterias en el interior de la boca.

 

Una vez que has conocido esta información, tienes motivos de sobra  para poder llevar en tu bolsa varias cajas de chicles. No obstante, es importante tener que en cuenta que el masticar goma jamás podrá reemplazar el proceso de higiene rutinario, que es propiamente adecuado para mantener la salud bucal en general, puesto que ninguna otra cosa podría aportar la sensación de limpieza bucal después de efectuar un cepillado correcto.

 

Es recomendable que corras por tus chicles preferidos sólo cuando no puedas darte un cepillado, luego de comer, e incluso, también puedes masticar goma luego de cepillarte, así también estarás eliminando el sabor que deja la crema dental.

 

 

Autor: Edith Gómez

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?