Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Sonrisa alineada es sinónimo de jovialidad facial

Publicado el: 07 de Junio de 2017

 

Sonrisa alineada es sinónimo de jovialidad facial

El envejecimiento es un proceso natural del organismo, visible a través de diversos cambios en la piel y en las estructuras óseas y musculares. El rostro es una de las partes del cuerpo que más denuncian los años ya vividos. A partir de los 25 años, la piel lisa da lugar a las arrugas y líneas de expresión faciales. “Más que una cuestión estética, la belleza está relacionada al bienestar físico y sicológico del individuo”, destaca Gerson Köhler, especialista en Ortodoncia y Ortopedia Facial.

 

La prevención es la mejor alternativa para mantener el rostro joven y con aspecto sano. Aunque los cuidados comiencen un poco más tarde, se puede obtener buenos resultados. Cosméticos, tratamientos estéticos y cirugía plástica están entre los artificios usados para minimizar las marcas dejadas por el tiempo. “La Ortodoncia y la Ortopedia Facial – actuando sobre las estructuras sustentación del rostro (arcadas óseas con sus dientes) – también pueden ayudar en esta carrera en contra del tiempo y en contra del envejecimiento. Las primeras señales de que el cuerpo está envejeciendo son el surgimiento de líneas finas alrededor de los ojos, las llamadas patas de gallo”, explica.

 

Los cambios dentofaciales contribuyen para dejar la faz con una apariencia aún más envejecida. Los cambios en los huesos faciales, especialmente en la maxila, son considerados importantes factores que envejecen el rostro de una persona. En estos casos, solamente someterse a una plástica para eliminar el exceso de piel no será suficiente para recuperar el soñado aspecto facial rejuvenecido. “Los tratamientos ortodónticos modernos, asociados a otras intervenciones faciales estéticas, proporcionan una mejora significativa de la jovialidad facial”, afirma Gerson, especialista en Ortopedia Facial y Funcional de los Maxilares.

 

Según Juarez Köhler – ortodontista y ortopedista facial – no existe una norma general para todas las personas cuando el tema es envejecimiento de la faz. Estudios científicos y observaciones de experiencias clínicas apuntan que este proceso es lento y continuo. “Cada persona debe ser evaluada de manera individual. A partir del diagnóstico preciso se puede definir las mejores estrategias de tratamiento para recuperar la jovialidad del rostro y la funcionalidad de todas sus estructuras, resalta.

 

El envejecimiento es responsable por el aumento del ángulo de la mandíbula, que perjudica el apoyo de los tejidos blandos de la región inferior del rostro y del cuello, y por la pérdida de definición del borde inferior de la faz. El resultado se hace visible por la piel flácida en la región y también por la reducción de la proyección del mentón. “El posicionamiento incorrecto de los dientes y los cambios en las funciones, parte ósea y muscular de la faz también son villanos de la jovialidad del rostro como un todo. Esto explica el motivo por el cual el tratamiento dentofacial en adultos, a través de la ortodoncia (en sus diversas alternativas terapéuticas), propicia una sonrisa bonita y promueve el aspecto de rejuvenecimiento facial”, observa Juarez.

 

El posicionamiento inadecuado o la ausencia de dientes aún puede causar o intensificar el ahondamiento del perfil, el apiñamiento dentario y la reducción del volumen labial y del soporte nasal. Juarez enfatiza que la Ortodoncia tiene una percepción integrada del paciente y vislumbra la estética bucal y facial. “La sonrisa harmoniosa es bonita estéticamente, importante para la funcionalidad del rostro y contribuye para mantener la apariencia más joven. La autoestima queda elevada y la imagen que el individuo posee de sí mismo – y que pasa a los demás – que más harmoniosa y positiva”, añade.

 

Gerson – profesor en sus especialidades hace cerca de 25 años – apunta que el ortodontista y el ortopedista facial conocen todo el crecimiento, el desarrollo y el envejecimiento del rostro y la relación de la faz con otros sistemas y órganos del cuerpo. Por eso estos profesionales tienen capacidad técnica para propiciarle más calidad de vida al paciente. “Los problemas ortodónticos u ortopédico-faciales que no fueron tratados en la infancia o adolescencia aceleran – ya en la edad adulta – el envejecimiento facial. Como más pronto sea la intervención, mejores serán los resultados, siempre respetando todas las características del individuo”, finaliza.

 

 

Fuente: Portal Dentistry vía FGM

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?