Logo DentaTips
Sección Pacientes

La ortodoncia es efectiva a cualquier edad

Publicado el: 10 de Marzo de 2017

 

ortodoncia brackets

Ver a los niños con aparato de dientes es lo más habitual. Al ir al dentista, los profesionales les aconsejan (si tienen problemas) comenzar un tratamiento de ortodoncia. Aunque hay un importante factor estético, lo principal, según cuenta a ConSalud.es Isidro Díaz de Bustamante, director general de Ruber Dental, es la salud bucodental. “Los objetivos son estéticos y funcionales. La ortodoncia puede repercutir en la sonrisa, mejorar la masticación, solucionar problemas de bruxismo, dolores de cabeza, futuros problemas del sueño, etc.”, expone.

 



La edad recomendada por los profesionales para comenzar a acudir al dentista ronda los 6 años. Ahí ya se pueden observar problemas estructurales y, en ese caso, comenzar un tratamiento. Primero “hay que hacer un análisis de planificación, se realiza una toma de las medidas de la boca, radiografías de control para el estudio y unas fotografías de la boca del paciente. A partir de ahí el ortodoncista propone el tratamiento más adecuado para el paciente”.

 



Esta planificación se realiza a cualquier edad. Sin embargo, el director de Ruber Dental explica que cuando son niños de entre 6 y 12 años se le llama “Primera Fase”. En esa primera fase, el objetivo es “corregir los problemas funcionales y las bases óseas”. Sin embargo, hay otros problemas como la mordida cruzada que “es importante tratar un poquito antes, entre los 4 y 5 años”. 

 



NUEVOS TRATAMIENTOS QUE HAN REVOLUCIONADO LA ORTODONCIA

Cuando se trata de adolescentes de más de 12 años o adultos, el tratamiento se conoce como “Segunda Fase”. “Cualquier persona a cualquier edad se puede poner el tratamiento”, explica Díaz. Aquí el proceso es el mismo, pero destacan, además de los brackets tradicionales, hay dos tratamientos más innovadores que a su vez son menos visibles. Por un lado, dice, el sistema Damon “ha revolucionado el mundo de la ortodoncia”. Este sistema es un bracket más pequeño y discreto (pueden ser metálicos, o estéticos, semitransparentes) que “puede reducir el número de citas, la duración de las mismas, la necesidad de extracciones para el tratamiento y conseguir sonrisas más amplias”.

 



No es el único. El otro sistema estético es el Invisalign, transparente, aunque no es apto para todo tipo de dentaduras. “Es una técnica que ha evolucionado mucho en pocos años, aunque todavía tiene algunas limitaciones. La mayoría de este sistema suele ser un poquito más lento que los brackets, pero otros los igualan o incluso van más rápido”, expone.

 

 



EVITAR EL MOVIMIENTO DE LAS PIEZAS CON RETENEDORES

La duración del tratamiento suele ser, en la primera fase, entre 12 a 18 meses aproximadamente. La segunda fase es un poco más larga, entre los 18 y los 24 meses. Es frecuente que durante tanto tiempo puedan surgir algunos problemas menores, como llagas o la caída de algún bracket. Por eso “las revisiones son mensuales”, para evaluar el posible dolor de los dientes (algo normal, puesto que se están moviendo). Una vez finalizada la ortodoncia, es fundamental “la colocación de unos retenedores”, que son barras metálicas que sujetan los dientes para que no se vuelvan a mover, y que están presentes durante toda la vida, porque “los dientes tienden a ir físicamente a como tú los tenías antes”.

 

 

 

 


Fuente: Con salud

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?