Logo DentaTips
Sección Pacientes

10 tips para tener una buena salud dental durante tu embarazo

Publicado el: 13 de Enero de 2017

 

Durante el embarazo, es importante mantener una higiene oral correcta,  ya que si se pasa por alto una situación de mala higiene oral o patología bucal puede traer consecuencias importantes tanto en la madre como en el feto.

 

Para ello, debemos tener en cuenta lo siguiente:

 

1. Informar debidamente al dentista. Es importante que tu dentista tenga conocimiento de tu embarazo tan pronto este suceda. Existe cierta incertidumbre con las exámenes radiológicos y el embarazo, pero actualmente se ha demostrado que el riesgo en ínfimamente bajo durante esta etapa. Por otro lado, es conveniente que, en caso de poseer alguna infección o problema dental, realices el tratamiento pertinente cuanto antes para evitar cualquier consecuencia grave a futuro.



2. Acudir a revisiones trimestrales. Durante el embarazo la mujer atraviesa por diferentes etapas y cambios hormonales los cuales pueden comprometer la salud bucal. Por ello, es importante acudir periódicamente – trimestral ojala – a tu dentista de confianza, de forma que puedas realizar cualquier acción preventiva. En caso de tener la posibilidad de solo una visita, el mejor momento para hacerlo es entre el cuarto y sexto mes de gestación.



3. Estar alerta ante los problemas periodontales. Los signos y síntomas de cualquier alteración o problema no se deben ignorar, ya que puede derivar en problemas más serios en los tejidos de soporte del diente, es decir, en periodontitis.

 

 

Durante el embarazo el riego sanguíneo está aumentado normalmente, lo que trae una marcada vasodilatación en las encías. Si la gestante no tiene una correcta higiene oral, traerá como consecuencias un mayor sangramiento y en algunos casos el desarrollo de épulis gravídico, que resulta bastante molesto aunque puede ser removido quirúrgicamente por el odontólogo.

 

 

En estos casos, hay que acudir inmediatamente al dentista porque estas enfermedades han sido relacionadas con un mayor riesgo de nacimientos prematuros con bebés de bajo peso. Además, si se controlan este tipo de enfermedades, se reducirá la transmisión de bacterias desde la madre hacia el bebé.

 

 

4. Realizarse tratamientos para evitar caries. Como se comentó anteriormente, durante el embarazo ocurren una serie de cambios en la mujer, y una de estas víctimas es la saliva, la cual sufre cambio en su composición.

 

Estos cambios aumentan el riesgo de que se presenten caries en los dientes y es importante evitarlos. Durante los nueve meses del embarazo suelen presentarse náuseas y vómitos o cambios en la composición de la saliva (se tiene un PH más ácido), que puede causar un mayor riesgo de caries y erosión dental. Para ello es recomendable el tratamiento con flúor que nos ayudará a prevenir la caries.



5. Cepillarse después de cada comida durante al menos 2 minutos. Es conveniente cepillarse los dientes como mínimo dos veces al día, aunque preferiblemente después de cada comida y tomarse el tiempo necesario, ya que hay que dedicar como mínimo dos minutos para cepillarse y poder eliminar la placa que continuamente se forma sobre los dientes.



6. Usar un cepillo de cerdas finas. Debe ser de cabezal pequeño (es más fácil que llegue a todos los dientes), con cerdas suaves de puntas redondeadas.



7. Reemplazar el cepillo de dientes cada 3 meses.



8. Alimentación saludable y equilibrada. Aunque no es posible hacer nada para minimizar el efecto de las hormonas en tus encías, sí existen ciertos hábitos que te ayudarán a mantener tu boca saludable, y uno de ellos es una alimentación saludable. Que la madre ingiera vitaminas A y D y minerales como el calcio y el fósforo es básico para la formación de los huesos y los dientes del bebé.



9. Beber mucha agua. Una adecuada hidratación mejorará la circulación sanguínea, nos ayudará a conservar la temperatura corporal y tolerar mejor el calor y además, contribuirá a un adecuado y saludable embarazo.



10. Derribar mitos. Las mujeres deben saber que durante el embarazo no se pierden dientes ni tampoco el feto “absorbe” el calcio de los dientes de la mujer para formar los suyos. Si sigues los consejos anteriores, después de los 9 meses podrás decir que pasaste por una linda etapa sin complicaciones.

 

 

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

 

Twitter: @edigomben

 

 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?