Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Huesos sanos desde la niñez

Publicado el: 07 de Junio de 2016

 

El cuidado del sistema óseo es tan importante para el organismo, como la atención que le damos a otras partes de nuestro cuerpo. Mantener hábitos como buena alimentación o realizar rutinas de ejercicios, evitarán que enfermedades como la osteoporosis ataquen y desgasten los huesos. Dicha patología disminuye el tejido que los forma y su consecuencia es el adelgazamiento y fragilidad ósea.

 

Mujeres con un cuidado mayor

El cuidado de los huesos en la mujer tiene mayor atención debido a que este género tiene mayor riesgo de padecer osteoporosis que los hombres, incide porque ellas tienen huesos más pequeños y los pierden más rápido debido a los cambios hormonales que ocurren después de la menopausia. Además señala el especialista si durante el embarazo y lactancia no hubo una alimentación balanceada, dio lactancia más del tiempo necesario (cuál es el tiempo prudente, hay mujeres que dan hasta tres años), y multiparidad, el organismo toma el calcio que necesita del hueso y lo debilita.

 

Los factores de riesgos en la niñez y adolescencia -enfatiza Segura- son similares, dependen casi exclusivamente de la alimentación, y la forma más evidente de ver que existe un problema es en el déficit de talla y peso. Una alimentación balanceada y mantener actividad física son factores muy importantes para una adultez sin osteoporosis, sobre todo porque justamente después de la adolescencia la hormona paratohormona encargada de la formación y absorción del calcio desaparece.

 

Cómo ayudo a mis huesos 


Es importante saber que, vitaminas como la D son indispensables en la regulación del calcio en el organismo, y la mayor fuente de producción de ésta es la piel, por eso exponerse diariamente al sol, por periodos cortos, mejorará el estado de los huesos.

 

Además dejar a un lado el consumo del tabaco y el consumo de bebidas alcohólicas. El cigarrillo puede evitar que el cuerpo use el calcio de la dieta. Además, las mujeres que fuman llegan a la menopausia más pronto que las que no fuman.

 

Consumir alimentos ricos en calcio como productos lácteos descremados, como el yogurt o la leche descremada, verduras de hoja verde, como el brócoli, las coles de Bruselas, la col rizada y las hojas de nabo, alimentos fortificados con calcio, como el jugo de naranja, el cereal, el pan, las bebidas de soya y los productos de tofu, pescados grasos, como el atún y las sardinas, yemas de huevo, queso, hígado de carne de res.

 

 

Fuente: Ciencia Médica

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?