Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Anorexia y bulimia, las enemigas de unos dientes bellos

Publicado el: 03 de Mayo de 2016

 

Los trastornos alimenticios provocan erosión de esmalte, caries, agrandamiento de las glándulas salivales, sensibilidad, infección bacteriana y sequedad bucal.

 

Un buen odontólogo debería ser capaz de identificar si una persona está viviendo algún trastorno alimenticio; en muchas ocasiones son ellos quienes reportan daños, infecciones o pérdidas de piezas dentales debido a enfermedades como la anorexia o la bulimia.

 

La responsable estatal del Programa de Salud Bucal de la Secretaría de Salud de Zacatecas, resaltó el daño bucal que causan padecimientos como la anorexia, bulimia y trastorno alimentario compulsivo.

 

Los trastornos alimenticios afectan principalmente a mujeres entre los 12 y 25 años de edad, sin embargo, personas de todas las edades y grupos socioeconómicos están en riesgo.

 

Estos padecimientos, que son los principales trastornos alimenticios, son detectados con facilidad por los odontólogos, debido al daño que ocasionan a las piezas dentales, dice la agencia Notimex.

 

Los trastornos alimenticios provocan erosión de esmalte, caries dental, agrandamiento de las glándulas salivales, sensibilidad, infección bacteriana y sequedad bucal, entre otros daños y afecciones.

 

“La provocación del vómito repetido que ocurre en este tipo de pacientes produce que el ácido estomacal, que queda en la boca, erosione el esmalte de los dientes por corrosión”.

 

Lo peor, cepillarse los dientes inmediatamente después del vómito puede agravar el daño, porque el cepillado, combinado con el ácido estomacal en la superficie del diente, aumenta la acción erosiva.

 

Señaló que si bien los odontólogos no pueden tratar problemas psicológicos de pacientes con estos trastornos, pueden ayudarlos a que se acerquen con profesionales de la salud mental para su atención.

 

La anorexia, bulimia y otro tipo de desórdenes alimenticios van de la mano con la depresión y la ansiedad.

 

Investigaciones señalan que casi todas las personas con trastorno de ansiedad viven las tareas diarias como una carga enorme, sienten preocupación en exceso, tensión y duda. Todo está sujeto a la ansiedad, por eso no pueden disfrutar su vida, se les dificulta reconocer su belleza corporal, su inteligencia y otros aspectos positivos.

 

Les preocupa mucho su apariencia, aspecto y les interesa en exceso la opinión de la gente.

 

 

Fuente: Notimex

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?