Logo DentaTips
Sección Pacientes

Obsesionarse con una sonrisa perfecta puede resultar peligroso

Publicado el: 02 de Mayo de 2016

 

Lo que pareciera un asunto meramente estético puede convertirse en una verdadera pesadilla. ¿Quién puede decir que querer arreglarse los dientes está mal? Algo que mejora nuestra estética y que ciertamente ayudará a nuestra estima pareciera ser inofensivo, pero ¿qué ocurre cuando se convierte en una obsesión querer tener una sonrisa perfecta?

 

Nicole Mowbray, de 32 años decidió hacerse una ortodoncia. Aunque a primera vista no parecía necesitarlo resolvió invertir miles de dólares para que sus “dientes fueran perfectos”, asumiendo el largo y doloroso proceso que debía sufrir. Después de tres extracciones de dientes muy dolorosas, varias heridas y ulceras en encías y dientes logró lo que anhelaba. “Al final del tratamiento, tenía una sonrisa de película y no podía estar más contenta”, dice la británica. Su sonrisa perfecta. Pero el costo fue más alto de lo que esperaba. Y no solamente en términos económicos.

 

“Si no están rotos, no los arreglen”

 

“Cuando me quitaron los brackets y me hicieron la última radiografía, descubrieron que tenía reabsorción radicular: las raíces de mis cuatro dientes de la mandíbula superior se habían acortado”, explica Nicole. “Eso quiere decir que, más adelante, pueden llegar a caerse; es como si se hubieran aflojado, y necesitaré implantes para reemplazarlos”.

 

Nicole dice que logró la sonrisa perfecta, pero a costa de dejar sus dientes “en una situación peor que cuando comenzó el tratamiento”. Ahora advierte sobre los tratamientos dentales: “si no están rotos, no los arreglen”. Según la Academy of General Dentistry (EE.UU.) quienes sufren dismorfia dental tienen una obsesión irracional con la apariencia de sus dientes, no importa que menor sea su defecto, una terrible angustia los embarga y su comportamiento obsesivo con el desperfecto les hace tener muchas dificultades en su día a día, incluso llegan a creer que los tratan diferentes por este aspecto. Razón por la cual piden tratamientos innecesarios y hasta excesivos con el objetivo de solucionarlo, para finalmente quedar insatisfechos con los resultados de los tratamientos. De acuerdo con Tim Bradstock-Smith, de la clínica dental cosmética London Smile Clinic, el número de pacientes que quieren una sonrisa perfecta está ligada a un aumento de casos de dismorfia dental.

 

Sonrisa perfecta para el Selfie

 

Los expertos aseguran que una de las causas del aumento de la dismorfia dental es el auge de las redes sociales y los selfies. El hecho de tomarse fotos como nunca antes,  que los dientes queden en el centro de la foto y la cercanía de la cámara al rosto, efectivamente, hacen que los dientes se vean más sobresalientes de lo que realmente están, dice Bradstock-Smith. “Disuadimos, aproximadamente, a dos de cada tres pacientes cada semana para que no se hagan ningún tratamiento porque, simplemente, no lo necesitan”.

 

Y esta obsesión afecta, particularmente, al público femenino. Según los estudios llevados a cabo por la Sociedad Británica de Odontología, el 80% de los nuevos casos de ortodoncias en adultos corresponden a mujeres. Lo que le pasó a Nicole no es muy habitual, pero en cosmética dental hay un aspecto psicológico que puede pasar desapercibido.

 

 

Fuente: Instrusos y Dentistas

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?