Logo DentaTips
Sección Pacientes

Tengo la mordida abierta ¿es normal?

Publicado el: 29 de Diciembre de 2015

 

 

Hábitos persistentes y prolongados como la succión del chupón, objetos o del dedo, ocasionan maloclusiones dentales, entre ellos la mordida abierta, que se refiere a la brecha, espacio o no engranaje entre los dientes superiores e inferiores, al morder. Una patología dental que además de afectar estéticamente la fisionomía, puede tener un efecto negativo en la autoestima y dificultades del habla en el individuo.

 

 

La ortodontista, Luznerina Gómez‏, manifiesta que la mordida abierta puede tener dos causas: una dental, que se refiera a la malposición de los dientes y otra esquelética, por posición incorrecta de los huesos donde están los dientes, maxilar superior y mandíbula. Esto no es normal, lo ideal es que los dientes entren en oclusión (en contacto), no que presenten algún tipo de abertura (espacio) ya sea adelante o en la zona posterior.

 

 

Por qué se presenta

 


Las causas más comunes de esta alteración según la ortodoncista son:

  • Deglución infantil, causada por hábitos alimenticios incorrectos, principalmente el uso y abuso del tetero después de tener dentición superior o por succión de chupete o de dedo.
  • Hábito lingual tanto por morder como por empujar los dientes con la lengua.
  • Respiración oral por obstrucción de las vías aéreas superiores, ocasiona que la lengua descienda para permitir el paso del aire provocando un desequilibrio muscular entre la lengua y los maxilares.
  • Alteraciones morfológicas genéticas o congénitas, se hereda el tamaño, forma de los dientes y de los huesos, esto conlleva a que haya patrones morfológicos establecidos.

 

 

Algunas consecuencias

 

Gómez indica que una mordida abierta, puede afectar a la sonrisa de una persona y por lo tanto su nivel de confianza y visión ante el mundo, también puede causar problemas en el habla en algunos individuos, como pronunciar la ‘s’ como una ‘ce’.

 

Tratamiento oportuno

 

La mordida abierta dental, puede ser tratada con ortodoncia -destaca Gómez- la corrección es fundamental, pues de no hacerlo siempre estará presente la maloclusion, para este tratamiento se utilizan aparatos ortopédicos como rejilla, puas linguales y palatinas (empuje lingual).

En cuanto a la mordida esquelética, es una patología que presenta maxilares divergente por un desequilibrio óseo, resultando en que los dientes anteriores, y a veces los posteriores, no encajen, en estos casos se recomienda cirugía de la mandíbula ortognática o correctiva puede ser una solución más permanente para una mordida de este tipo, señala la ortodoncista.

 

 

Bondades de corregir una mordida abierta:
Gómez indica que una vez que se realice el tratamiento oportuno el paciente podrá mejorar:

 

  • La masticación y evita posibles problemas gástricos.
  • La respiración y reducir problemas de afecciones de garganta.
  • Disminuye los desgastes de los dientes.

 

Fuente: Ciencia Médica

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?