Logo DentaTips
Sección Pacientes

Higiene infantil: un hábito de sano crecimiento

Publicado el: 04 de Diciembre de 2015

 

Los dientes generalmente comienzan a aparecer cuando el bebé tiene seis meses de edad, lo cual no limita el inicio de su higiene bucal.

 

Según la odontóloga infantil y general, Fabiola Rodríguez, los padres y las personas encargadas de su cuidado, deben tener presente que son los responsables no solo de los primeros pasos y custodia, sino también de crear el hábito de limpieza diaria.

 

Precisó que los progenitores deben conocer cuál es la técnica correcta del cepillado dental antes de enseñarlo a sus hijos, porque si el procedimiento no se aprende bien desde el principio, después resulta difícil de corregir.

 

“Se debe recurrir a todos los medios y aprovechar todas las oportunidades para llamar la atención y despertar el interés en los niños”, dijo.

 

Caries y enfermedades

 

La higiene bucal inadecuada en los pequeños puede ocasionar inconvenientes a largo plazo, debido a que los gérmenes que causan las caries, viven en la lengua del bebé aún antes de que le salgan los dientes.

 

De acuerdo a lo explicado por Rodríguez, la mayoría de estos microbios provienen de los padres, de la persona que lo cuida o del entorno. Por eso recomendó estar atentos a la higiene familiar, con un cepillado mínimo de dos veces al día y del uso del hilo dental.

 

“Los dientes de leche no son inmunes al ataque de las caries, las mismas aparecen debido al consumo de dulces y la falta de higiene bucal”, precisó.

 

Período prenatal

 

Durante la etapa prenatal la higiene dental de la madre no debe descuidarse.

 

Expertos recomiendan visitar el odontólogo y realizar un chequeo regular, en el que se examine toda la dentadura y tejido blando, además de una limpieza profesional.

 

De haber algún inconveniente, se debe atacar el problema, acotó la especialista, quien refirió que se debe realizar un tratamiento pertinente.

 

Agregó que la alimentación de la madre tampoco debe desatenderse. “Se deben seguir las indicaciones del médico, ya que permite prevenir trastornos tanto en la progenitora como en el bebé que está por venir”, detalló.

 

Señaló que el embarazo amerita una serie de cambios en los hábitos cotidianos, entre ellos limitar el consumo de azúcares durante el período de gestación.

 

En cuanto la alimentación, la doctora Rodríguez detalló que la ingesta de grandes cantidades de azúcar puede ocasionar alteraciones en el metabolismo y caries. “El calcio lo necesita la madre para sus dientes y el niño para sus huesos”, sentenció.

 

Haber algún inconveniente, se debe atacar el problema, acotó la especialista, quien refirió que se debe llevar a cabo un tratamiento pertinente.

 

Agregó que la alimentación de la madre tampoco debe desatenderse. “Se debe seguir las indicaciones del médico, ya que permite prevenir trastornos tanto en la progenitora como en la criatura que está por venir”, detalló.

 

Señaló que el embarazo amerita una serie de cambios en los hábitos cotidianos, entre ellos limitar el consumo de azucares durante el periodo de gestación.

 

En cuanto la alimentación, la doctora Rodríguez, detalló que las ingesta de grandes cantidades de azúcar pueden ocasionar alteraciones en el metabolismo y caries. “El calcio lo necesita la madre para sus dientes y el bebé para sus huesos”, sentenció.

 

Para evitar

 

Expertos recomiendan evitar compartir el uso de teteros, tazas y cubiertos; masticar previamente los alimentos antes de dárselos al bebé; olvidar la higiene bucal, el uso de chupones por mucho tiempo y consumo excesivo de azúcares.

 

 

Fuente: EL Norte

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?