Logo DentaTips
Sección Pacientes

Conoce mejor el cepillo interdental

Publicado el: 15 de Septiembre de 2015

 

Una higiene bucal completa incluye el cepillado, un enjuague o colutorio y el uso de hilo dental o cepillos interdentales, como hemos dicho anteriormente en este blog. Hoy nos centraremos en conocer mejor los cepillos interdentales, que deben utilizarse al menos una vez al día, preferiblemente por la noche. El espacio entre los dientes normalmente es demasiado.

 

Una higiene bucal completa incluye el cepillado, un enjuague o colutorio y el uso del hilo dental o cepillos interdentales, como hemos dicho anteriormente en este blog.

 

Hoy nos centraremos en conocer mejor los cepillos interdentales, que deben utilizarse al menos una vez al día, preferiblemente por la noche.

 

El espacio entre los dientes normalmente es demasiado estrecho para poder eliminar los restos de comida y la placa bacteriana con el cepillado rutinario. Para ello tenemos el cepillo interdental, para poder usarlo en espacios a los que no llegue el cepillo convencional y en los que tampoco sea del todo efectivo el hilo dental porque el espacio es demasiado amplio.

 

Los cepillos interdentales también son muy útiles para limpiar entre los dientes y muelas cuando se tiene un puente de porcelana, dientes ferulizados o implantes, y para personas que usan aparatos de ortodoncia.

 

Tipos de cepillo interdental

 

La principal característica para diferenciar los cepillos interdentales son los colores, que se deben tener en cuenta dependiendo del espacio que exista entre los dientes.

 

El color indica el grosor del cepillo, partiendo del rosa que es el más fino, le siguen el naranja, verde, amarillo, azul o blanco.

 

Según su forma pueden ser rectos (generalmente el azul y el blanco) o doblados en un ángulo de 90 grados (el resto de cepillos).

 

Cómo usar el cepillo interdental

 

Lo ideal es usar el cepillo interdental después del cepillado y antes del enjuague bucal. Se debe presionar ligeramente para introducir el cepillo en el espacio entre los dientes, pero sin forzar el cepillo en espacios estrechos.

 

Para limpiar la zona se deben hacer movimientos horizontales en varias ocasiones pero sin girar el cepillo, evitando que se salga del espacio entre los dientes. Para la parte inferior de la boca lo ideal es mantener una leve inclinación de abajo hacia arriba y para la parte superior, de arriba hacia abajo.

 

 

Fuente: Centros de Calidad Dental 

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?