Logo DentaTips
Sección Pacientes

¿En qué casos se aconseja la extracción de las cuatro muelas del juicio a la vez?

Publicado el: 24 de Julio de 2015

 

Las muelas del juicio o cordales constituyen uno de los elementos más importantes de la patología odontológica. La extracción de las muelas del juicio es uno de los procedimientos más frecuentes de la cirugía oral. El tercer molar es el diente que con mayor frecuencia se encuentra incluido.  Esto es debido a que es el último diente en erupcionar y a que generalmente no queda espacio en la arcada para que se ubique correctamente.

 

Es más frecuente que existan problemas con las muelas del juicio de la mandíbula que con las del maxilar superior.

 

Se deben distinguir tres conceptos que hacen referencia a las alteraciones en la manera de erupcionar de las muelas del juicio. No son sinónimos pero sí muy similares.

 

  • Impactación: es la detención de la erupción de un diente producida por una barrera física en el recorrido de su erupción. Puede ser identificado clínica y radiológicamente.
  • Retención: es la interrupción de la erupción de un diente sin que exista evidencia de una barrera o anomalía de posición o alteración en el desarrollo del germen que condicione su aparición en la arcada dentaria.
  • Inclusión: engloba los términos de impactación y retención. Se refiere al diente que permanece dentro del hueso.

La inclusión de un diente puede ser:

 

  • Inclusión ectópica: cuando el diente se encuentra incluido en una posición anormal pero cerca de su lugar habitual.
  • Inclusión heterotópica: cuando el diente incluido en posición anormal se encuentra alejado de su localización habitual.

 

Muelas del juicio: cómo aparecen

 

Con cierta frecuencia, se presentan distintos tipos de molestias dependiendo de cómo sea la erupción o salida de las muelas del juicio. Puede existir: simplemente dolor, infección, caries, úlceras por presión en la mejilla, reabsorciones del molar de delante (2º molar), trismus (dificultad para abrir la boca), apiñamiento e incluso, en ocasiones, hasta fracturas óseas y ciertas tumoraciones. Si uno o varios de estos síntomas están presentes, entonces estamos ante una clara indicación de exodoncia de las muelas del juicio retenidas.

 

La presencia de muelas del juicio puede pasar inadvertida durante años y ponerse de manifiesto en una exploración radiológica convencional al realizar una ortopantomografía.

 

En el caso de las muelas del juicio asintomáticas (si el paciente no experimenta signos o síntomas de dolor o malestar asociados), existe un cierto dilema para extraerlas o no. Hay autores que no consideran adecuada su extracción profiláctica. Antes de decidirse por su extracción se debe hacer un estudio diagnóstico adecuado y un estudio global del paciente.


Si se decide su extracción, el tratamiento se realiza en clínica y generalmente con anestesia local. Es recomendable, si se ha decidido la extracción de las cuatro muelas del juicio, hacerlo en dos sesiones de dos piezas cada día, separadas por un tiempo prudencial.

 

Si el paciente opta por la anestesia general en quirófano o con sedación, es entonces cuando aconsejamos la extracción de las cuatro muelas del juicio a la vez. Las complicaciones de esta cirugía son escasas si se planifica adecuadamente y si la técnica es la correcta. El cumplimiento de las normas postoperatorias es fundamental para disminuir el edema e hinchazón de la zona operada. Se recomienda de manera rutinaria una pauta corta con un antibiótico de amplio espectro y antiinflamatorios así como analgésicos adecuados.

 

 

 

 

 

Fuente: Clínica Calvo de Mora

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?