Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Tips para reducir el dolor después de extraer un diente

Publicado el: 06 de Abril de 2015

 

La extracción de los dientes era una práctica bastante común entre nuestros antepasados. Sin embargo, con los avances tecnológicos y el mayor conocimiento sobre la higiene bucal, el número de exodoncias ha disminuido mucho en los últimos años. Aunque hoy es posible prevenir la mayoría de las enfermedades bucales, aún a veces es necesario remover la pieza dental.

 

La causa más común para la extracción de un diente sigue siendo su destrucción debido a la caries, aunque también puede producirse por infecciones y otras complicaciones bucales. Ya sea uno u otro, si necesitas extraer una pieza dental, es necesario que sepas cuáles son los cuidados que debes tener al dejar el consultorio dental. Acá les pasamos algunas tips para reducir el dolor y cuidar de tu boca:

 

- Es importante reducir las actividades durante las primeras 24 horas. Esto mantiene la presión arterial más baja, reduce el sangrado, y contribuye al proceso de curación. Si el sangrado persiste por muchas horas, se recomienda morder pedazos de gaza puestos sobre la encía durante al menos media hora.

 

- Después de que se remueve un diente, algunos sienten algo de dolor. Para controlar el malestar, lo ideal es tomar un analgésico recomendado por el dentista. Sin embargo, no lo tome con el estómago vacío, o podrías sentir náuseas.

 

- Es normal que se produzca inflamación por algunos días tras la extracción. Para reducirla, se puede aplicar hielo sobre el área durante las primeras 24 horas tras el procedimiento, por más o menos 20 minutos a la vez. Si el dentista ha recetado antiinflamatorios, tómalos de acuerdo con las instrucciones.

 

- La buena higiene bucal debe ser una prioridad tras la extracción de una pieza dental si se quieres evitar una posterior infección. Lo ideal es cepillarse los dientes con un cepillo suave, específico post-cirugía, teniendo un especial cuidado alrededor de la zona afectada.

 

- Durante las primeras 48 horas, hay que también tener cuidado con la dieta. Lo ideal es consumir alimentos suaves, como sopas, jugos de frutas e yogurt. Tomar mucha agua y evitar las comidas calientes también son recomendaciones importantes.

 

 

Fuente: Terra México

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?