Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Mujeres embarazadas en la consulta odontológica ¿Qué medicamentos pueden o no tomar?

Publicado el: 24 de Febrero de 2015

 

Estudios demuestran que durante el embarazo las madres no buscan tratamiento odontológico, aun sabiendo que el 50% presenta problemas dentales. Esta situación se debe a que la paciente cuestiona la seguridad del tratamiento y los efectos que pueda tener en su embarazo. Es deber del odontólogo informarle al paciente que existen ciertos procedimientos que se pueden realizar durante el embarazo sin producir efectos adversos.

 

Los efectos de los medicamentos durante el embarazo dependen del nivel de susceptibilidad del feto. El genotipo de la madre y del niño también puede contribuir a una mayor susceptibilidad o resistencia a un fármaco determinado.

 

La FDA (Food and Drug Administration) creó una clasificación para la administración de medicamentos durante el embarazo:

 

• Categoría A: Estudios controlados en humanos no mostraron ningún riesgo para el feto durante en el primer trimestre (no hay evidencia de riesgo en trimestres posteriores) y la posibilidad de daño fetal es remota.

 

• Categoría B: Estudios con animales no han mostrado efectos adversos en fetos. No hay suficientes estudios en humanos, la posibilidad de daño fetal remota, pero sigue siendo un riesgo

 

• Categoría C: No existen estudios en humanos, estudios en animales han demostrado un riesgo para el feto. Hay una posibilidad de daño fetal si se administra el fármaco durante el embarazo, pero los beneficios pueden ser mayores que el riesgo.

• Categoría D: Estudios en humanos evidencian un riesgo para el feto, pero las ventajas en ciertas situaciones podría justificar el uso de estos fármacos durante el embarazo.

• Categoría X: Contraindicados en el embarazo. Los estudios en animales y humanos han demostrado evidencia positiva de anormalidades en el feto y el riesgo sobrepasa cualquier posible beneficio para el paciente.

 

 

Medicamentos en la consulta

 

Uno de los medicamentos de uso más frecuente durante el embarazo es elacetaminofen (categoría B), se considera el analgésico y antipirético de primera elección en la mayoría de los casos. Según estudios publicados en el International Journal of Epidemiology (2009), no se encontró asociación entre el uso de acetaminofen y las complicaciones durante el embarazo. Sin embargo aumentó el riesgo de partos prematuros en mujeres con preeclampsia.

 

En cuanto a la penicilina, es el antibiótico más indicado y está clasificado en la categoría B. Se describen pocos efectos secundarios siendo los más importantes trastornos gastrointestinales e hipersensibilidad.

 

Según el British Journal of Clinical Pharmacology (2004), se han realizado estudios donde se administró amoxicilina con acido clavulánico a 191 mujeres embarazadas en el primer trimestre, las tasas de malformaciones no difirieron significativamente del grupo control. Los mismos resultados son observados en distintas investigaciones revisadas por la FDA.

 

 

La eritromicina y clindamicina están indicadas en pacientes con alergias a la penicilina y se encuentra en la categoría B. Estudios demuestran que la eritromicina puede causar hepatitis colestásica, hepatotoxicidad generales y alteraciones gastrointestinales, por lo tanto este antibiótico debe ser usado con cautela.

 

Anestésicos Locales

 

El Anestésico Local es de suma importancia en la consulta odontológica ya que elimina el dolor de las terminaciones y ramas nerviosas que nos interesen según el procedimiento a realizar.

 

La lidocaina se encuentra dentro de la categoría B, mientras que la mepivacaina está en la C. (11) La felipresina, derivado de la vasopresina y oxitocina tiene como contraindicación absoluta su uso en embarazo debido a su potencial acción oxitocítica pudiendo precipitar un aborto o un parto prematuro. Sin embargo, no está contraindicado en la lactancia.

 

Con respecto a la Adrenalina/Noradrenalina, durante la lactancia, existe controversia en las recomendaciones, mientras algunas fuentes bibliográficas lo dan como un fármaco de uso seguro , existen diversos estudios en los que se recomienda el uso de anestésicos locales sin adrenalina para las mujeres en lactancia, concretamente el uso de lidocaína sin adrenalina ya que se han descrito reacciones idiosincráticas como resultado de los aditivos (sulfitos o metilparabenceno) frecuentemente usados en anestésicos locales. Refieren que es así recomendable usar anestésicos locales sin adrenalina aunque ésta sea destruida en el tránsito intestinal y parece poco probable su aparición en la leche materna.

 

El odontólogo tiene un papel esencial en lograr que sus pacientes tengan un embarazo exitoso. El controlar cualquier tipo de infección oral que pueda afectar el desarrollo embrionario es el objetivo principal. Se debe instruir a los pacientes e indicarles que el tratamiento preventivo durante el embarazo es necesario.

 

 

Fuente: Odontoespacio

ETIQUETAS:
ESPECIALIDADES:

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?