Logo Portal Odontólogos
Sección Pacientes

Lecciones para prevenir la obesidad infantil

Publicado el: 06 de Agosto de 2014

La promoción de una alimentación saludable y actividad física en niños y niñas de 6 a 10 años dentro de las escuelas, podría contribuir a la prevención del sobrepeso y obesidad, así lo demostró un estudio desarrollado en Tlaltizapán, Morelos, por los institutos nacionales de Salud Pública (INSP) y de Pediatría (INP), en colaboración con el Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de Chile (INTA).


El estudio se centró en promover hábitos de alimentación saludable y actividad física tanto en las escuelas como en el entorno comunitario, logrando una amplia participación de las familias y una estrecha colaboración de las autoridades municipales, educativas y de salud de la comunidad.


Padres de familia, alumnos, profesores, directivos y vendedores de alimentos en las escuelas participaron en talleres y actividades prácticas de capacitación, concientización y promoción, con el objetivo de aumentar la actividad física, la disponibilidad y consumo de verduras, frutas, alimentos saludables y agua, así como reducir la disponibilidad y consumo de alimentos y bebidas cuya venta está restringida por los lineamientos escolares establecidos en 2011 por las Secretarías de Educación y de Salud.


Las actividades de promoción contaron con amplia participación de madres de familia, quienes realizaron concursos sobre recetas saludables, lograron la impresión de un recetario de los platillos locales más saludables, la difusión de estas acciones en programas de radio y desarrollaron múltiples actividades lúdicas con la participación de los menores. Estas acciones tuvieron un gran impacto en el empoderamiento de los Consejos Escolares de Participación Social, conformados principalmente por madres y padres de familia comprometidos con la salud de sus hijos, beneficiando a las más de 760 familias de las escuelas de nivel primaria de la localidad.


Los resultados obtenidos por el estudio fueron muy alentadores y se reflejaron en un incremento significativo de la condición física de los niños en velocidad y resistencia, gracias a la mejora en la calidad de las clases de educación física, la práctica cotidiana de activación física y la implementación de recreos activos.

Entre los resultados sobre actividad física se encuentran:

  • Las clases de educación física aumentaron alrededor de 15 minutos de duración.
  • La actividad física moderada y vigorosa en dichas clases aumentó 16 minutos en promedio.
  • En escuelas de tiempo completo se logró incrementar en 2 660 el número de pasos de los niños durante la jornada escolar, y en 531 pasos en las escuelas de horario regular.

Respecto a la promoción de la alimentación saludable, algunos de los logros fueron:

  • Una disminución importante en el consumo, durante el periodo escolar de alimentos y bebidas restringidas por los lineamientos escolares.
  • Se redujo en 86% el consumo de botanas dulces compradas en la escuela durante el recreo, como galletas, pastelillos, dulces, chocolates, etc.
  • Disminuyó en 72% el consumo de alimentos fritos comprados en la escuela.

El estudio se diseñó tomando en cuenta la experiencia del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos de Chile (INTA), institución que ha aplicado programas de promoción de alimentación saludable y actividad física en escuelas de Chile, con excelentes resultados y reconocimiento internacional. Considerando estos logros, el estudio se llevó a cabo del 2011 al 2013 bajo el liderazgo del Dr. Juan Ángel Rivera Dommarco, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP y del Mtro. Héctor Ávila Rosas, jefe del Departamento de Investigación en Epidemiología del INP; y con la participación de un equipo de enfermeras, profesores de educación física, nutriólogas, psicólogos y médicos coordinados por la Mtra. Jessica Moreno Saracho, investigadora del INSP.


La investigación realizada en Tlaltizapán mostró la complejidad del problema que representa la obesidad y sus resultados aportan evidencia útil para la promoción de la alimentación saludable y la actividad física en escolares, y brindan bases para proponer estrategias para reducir la prevalencia de obesidad infantil con el trabajo colaborativo entre la comunidad, la escuela y las autoridades.


“Estamos contentos con los resultados que se lograron gracias a la participación de las madres de familia, maestros, directores y equipos de los institutos de salud que participamos. Esta experiencia nos enseñó muchas lecciones que pueden ser de utilidad para mejorar la implementación de las regulaciones de alimentos y la promoción de actividad física en las escuelas, para mejorar la nutrición de los niños.” puntualizó el Dr. Juan Rivera Dommarco durante la presentación de los resultados del estudio.

 

 

Fuente: Secretaría de Salud

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?