Logo DentaTips
Sección Pacientes

¿Por qué los dientes se ponen amarillos?

Publicado el: 27 de Marzo de 2014

¿Nunca te has mirado al espejo y has pensado que tus dientes están mucho más amarillos de lo que deberían? Esto es normal, dado que los dientes no son siempre tan puramente blancos como se ve en las publicidades. Pero ¿cuáles son las causas de los dientes amarillos? Veamos estas manchas extrínsecas e intrínsecas que afectan nuestra dentadura.


Manchas externas de los dientes


Las manchas extrínsecas se encuentran en la parte exterior de tus dientes que comúnmente se llama esmalte dental. Generalmente se originan por el tipo de dieta que llevas. Algunos alimentos como el café, el té negro, las bebidas cola, las uvas, el vino y las salsas dañan el esmalte. Estos alimentos tienen muchos cromógenos, un pigmento que se queda pegado en los dientes.

 

Los alimentos y bebidas ácidas ayudan a erosionar el esmalte dental, permitiendo a los cromógenos unirse más fácilmente a los dientes. Fumar también empeora este proceso, y es bien conocido que las personas que fuman tienen generalmente dientes más amarillos. Además la higiene juega un rol fundamental en este problema: cuanto menos laves tus dientes, más oscuros aparecerán.


Manchas dentales formadas a nivel interno


Las manchas intrínsecas tienen que ver con las propiedades transmisoras de luz del esmalte dental, que cuando se ve afectado refleja menos, y la dentina que se encuentra debajo. Algunos medicamentos tienen este efecto, sobre todo durante la niñez, cuando los dientes todavía no están del todo formados.

 

En la adultez, algunos tipos de enjuagues bucales con prescripción, que tratan la gingivitis, suelen decolorar los dientes si se usan frecuentemente. El flúor en demasiada cantidad también puede tener este efecto, al contrario de lo que podría pensarse. Por otro lado, tratamientos como la quimioterapia manchan los dientes cuando se realizan en la cabeza o el cuello.


Otras causantes del color amarillo en los dientes


Además de estas causas nombradas, hay otras dos que pueden afectar la dentadura: el envejecimiento y la genética. Como muchas de tus características físicas, el color de tus dientes tiene que ver con tu identidad genética. Puede ser que tu familia sea más propensa a tener los dientes más oscuros, y eso simplemente no se puede solucionar.

 

Este tipo de problemas tiene que ver con la delgadez de tu esmalte dental. Cuanto más fino es, más traslúcido, y por lo tanto el color de la dentina se verá más. Quienes poseen un esmalte dental grueso tienen dientes más blancos. Al envejecer este esmalte también se hace más fino, lo que explica que los adultos mayores tengan dientes más amarillos.

En resumen, el color de tu dentadura depende de la higiene bucal que mantengas y la alimentación que lleves. Aunque genéticamente seas propenso a tener dientes amarillos, podrás mantener el color y la salud de tu dentadura si evitas el cigarro y aquellos alimentos que perjudican al esmalte dental.

 

Fuente: Ojo Científico 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?