Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

SALUD BUCAL PREVENTIVA

Publicado el: 17 de Diciembre de 2013

La toxina botulínica: Una opción para corregir la sonrisa gingival

La apariencia facial es definitiva y sobre todo una sonrisa agradable, en la autoestima de los individuos. De esto hablan varios autores.


Cuando la altura de encía enseñada al sonreír sobrepasa los dos milímetros se denomina sonrisa gingival y nos llama la atención por el exceso de encía mostrada, la cantidad de dientes expuestos al sonreír en sentido horizontal y vertical. Sin embargo, de los tipos de sonrisa existentes, se llega a la conclusión de que la exhibición excesiva de encía al sonreír es poco agradable.

Muchas personas desarrollan un despliegue excesivo de la encía al sonreír, aparentando mayor edad e incluso ocasionándoles problemas de autoestima.


La sonrisa gingival pueden desarrollarse por tres causas: el exceso de crecimiento vertical del maxilar superior con rasgos característicos: una apariencia de cara larga; la imposibilidad de que los labios contacten en posición de reposo, por lo que la persona muestra los dientes constantemente, y quizás el más notable de todos, que consiste en mostrar las encías de manera exagerada durante la sonrisa.


En la actualidad en ortodoncia se puede disminuir la cantidad de encía expuesta al sonreír, con un tratamiento poco invasivo alternativo que consiste en la aplicación de Toxina Botulínica tipo A.

Qué hace la aplicación de la Toxina botulínica tipo A?


Disminuye la hiperactividad de los músculos encargados de las expresiones faciales, en este caso los músculos en la parte superior de los labios que participan en la sonrisa, trabajan varios músculos, sin embargo solo 4: elevador del labio superior, elevador del ángulo de la boca, cigomático mayor y menor, están encargados de elevar el labio superior durante el acto de la sonrisa y ejercen una actividad excesiva o hiperactividad, produciendo una elevación exagerada.


¿A qué pacientes se les puede aplicar?

Todos aquellos que tengan edades entre los 17 y 40 años, que presenten sonrisa gingival debido a la hiperactividad de los músculos elevadores del labio superior y que no presenten aparatología ortodóntica en boca. Sin embargo a las mujeres embarazadas aún no es posible realizar este tratamiento debido a la necesidad de realizar estudios previos como radiografías y/o tomografías, que pudieran afectar la gestación.


Ventajas

El efecto es inmediato con la aplicación de la Toxina Botulínica. Es poco invasivo comparado con la cirugía ortognática. No muy doloroso. Es de costo bajo comparado con la cirugía. Además de mejorar el aspecto de la sonrisa, disminuye líneas de expresión en personas mayores que dan una apariencia de mayor edad.

 

Desventaja

La única desventaja considerada en este tipo de tratamiento es que el efecto de la Toxina Botulínica no es permanente, hay necesidad de aplicar de 6 a 8 meses, nuevamente dependiendo de cada paciente. No se ha reportado hasta el momento ningún efecto o problemas acerca de la aplicación por más de una ocasión de dicha sustancia en los tejidos faciales de los pacientes.


¿Quién lo hace?

El procedimiento se debe llevar a cabo por el ortodoncista con un médico o un profesional de la salud especializado y certificado por autoridades competentes en la aplicación de esta sustancia, debido a que la aplicación incorrecta de la Toxina por personas inexpertas puede traer efectos adversos, como una parálisis facial. Para los ortodoncistas no solo es importante establecer la salud funcional del aparato estomatognático sino también la estética dental y facial con la ayuda de otras especialidades y contemplar todos los aspectos que enmarcan la sonrisa. Es una alternativa para la solución de pacientes con sonrisa gingival.


Redacción

Dra. Catalina Patiño Franco

Egresada de la licenciatura de cirujano dentista de la Universidad Odontóloga, Pontificia Universidad Javeriana,

Residente de Maestría en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial,

Centro de Estudios Superiores de Ortodoncia,

CESO ciudad de México.


Dra. Beatriz Gurrola Martínez

Licenciatura de cirujano dentista de la Facultad de Odontología Universidad Nacional Autónoma de México UNAM.

Docente carrera de Cirujano dentista de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza UNAM.

Especialidad en educación deportiva y prácticas para la salud


- Dirección General de Actividades deportivas de la UNAM.

Maestro en Ciencias de Administración en el desarrollo de la educación en la Escuela Superior de Comercio y Administración ESCA de el Instituto Politécnico Nacional IPN

Maestría de salud pública de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, México.


Doctorado en administración de la salud Pública en el Instituto de Estudios Superiores de Administración Pública, México.


Dr. Adán Casasa Araujo

Egresado de la Facultad de Odontología generación de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM

Director de la Maestría en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial en el Centro de Estudios Superiores de Ortodoncia Centro de Estudios Superiores de Ortodoncia,


CESO ciudad de México


Especialista en Odontopediatria del DIF.

Especialista en Ortodoncia en la Universidad de Boston.

Fuente: Dental Magazine

 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?