Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Campaña mundial contra los medicamentos falsos.

Publicado el: 27 de Noviembre de 2013

Los medicamentos falsos ponen cada vez más en riesgo a los pacientes y personas en general en todo el mundo. Como respuesta a este reto, diez socios que representan a los profesionales de la salud, organizaciones de enfermedades específicas, socios de desarrollo de productos, fundaciones, instituciones financieras internacionales y la industria farmacéutica basada en la investigación, han unido sus fuerzas para aumentar la concienciación en torno a los peligros de los medicamentos falsos.

La campaña Fight the Fakes creará un movimiento global de organizaciones y personas que hablará y ayudará a propagar al mundo sobre esta amenaza creciente y poco conocida para la salud pública.

"Los medicamentos falsos son una de las mayores amenazas para la salud pública mundial. Hay gente en todas las partes del mundo, que solo piensan en el dinero, en su beneficio y que no piensa en las consecuencias - no piensa en la salud pública. Es un problema mundial y todos necesitamos embarcarnos en una lucha conjunta, y ser capaces de hacer progresos reales a nivel global en la lucha contra las medicinas falsas", indicó el doctor Stephen Opuni, consejero delegado de la Ghana Food and Drugs Authority.

Los medicamentos falsos engañan a los pacientes, haciéndoles creer que están recibiendo auténticas medicinas mientras que en realidad están consiguiendo productos falsos que podrían hacer que se pusieran aún más enfermos, sufrieran una discapacidad superior o incluso fallecieran. Además, los medicamentos falsos suponen una amenaza para la salud pública al contribuir al desarrollo de resistencia al tratamiento.

Mientras que las personas en los países con ingresos bajos y medios a menudo corren un riesgo mayor que las de los países con ingresos más elevados, los medicamentos falsos son un problema de carácter global. Se han encontrado medicinas falsas en virtualmente cada región del mundo. En los países desarrollados, la incidencia de los falsificados se estima en menos del 1% del valor del mercado farmacéutico, según cálculos de estos mismos países. A nivel global, esta estimación aumenta a un 10%, pero en algunas áreas de Asia, África y Latinoamérica los medicamentos falsos podrían contabilizar hasta un 30% de las medicinas en circulación. En África, la tercera parte de los medicamentos para la malaria probablemente sean falsos. Se estima que son falsas una de cada dos medicinas compradas en sitios de Internet ilegales que esconden su dirección física.

Los medicamentos falsos pueden imitar a los medicamentos de marca, los de prescripción genérica, o las medicinas sin receta. Casi cualquier tipo de producto farmacéutico puede ser, y ha sido, falsificado: ya sean medicamentos de 'estilo de vida', incluyendo medicinas para la disfunción eréctil y pérdida de peso, o medicinas que salvan vidas, incluyendo las que sirven para tratar la malaria, tuberculosis, VIH/SIDA, cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes y otras enfermedades que suponen una amenaza para la vida.

El impacto negativo de los medicamentos falsos es amplio, y el entorno en el que la fabricación, transporte, distribución y consumo de estos productos falsos se lleva a cabo es complejo, haciendo que sea más complicado hacer frente a este reto. En el lanzamiento de esta nueva campaña, los socios comparten la creencia de que hacer frente a esta amenaza a la salud pública, concienciación pública y acciones coordinadas entre todos los actores implicados en la fabricación y distribución de los medicamentos es vital. Los socios llevarán su experiencia, conocimiento y visiones, trabajando de forma conjunta para la protección de los pacientes en todas las regiones del mundo, además de instar a la creación y aplicación estricta de los marcos legislativos y normativos para luchar de forma eficaz contra esta amenaza mundial.

Como parte de este esfuerzo, la página web de la campaña destaca las historias de las personas cuyas vidas se han visto afectadas por los medicamentos falsos y de las personas que están trabajando para detener este delito, con el fin de dar a conocer el perfil de los peligros e impacto de los medicamentos falsos en nuestras comunidades. La página web sirve además como herramienta para las organizaciones y personas que buscan apoyar este esfuerzo por medio de recursos compartidos, destacando oportunidades de acción e indicando lo que otros están haciendo para luchar contra los medicamentos falsos.

La participación en la campaña Fight the Fakes está abierta a todos aquellos implicados en la salud pública y activos en la lucha contra los medicamentos falsos, pero también a aquellos en otros ámbitos de la vida que deseen unirse a la lucha contra los medicamentos falsos.

Fuente: La Razón.Es

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?