Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

Cómo manejar un ataque en el consultorio de un dentista

Publicado el: 18 de Octubre de 2013

Cómo manejar un ataque en el consultorio de un dentista


 

Las emergencias médicas pueden ocurrir en cualquier lugar y momento, incluso en la silla del dentista. Es por eso que las escuelas de odontología entrenan a los nuevos dentistas en cómo hacer frente a emergencias médicas comunes, incluyendo ataques al corazón y convulsiones. 


Las convulsiones son más comunes entre los pacientes epilépticos, pero puede ocurrirle a otras personas por una variedad de razones, incluyendo reacciones adversas a la anestesia y a otros medicamentos dentales. 


En ocasiones, aparecen síntomas parecidos a los de las convulsiones en pacientes que sufren ataques de pánico debido al temor de un tratamiento dental. Los dentistas y el personal tienen que estar preparados para ayudar a los pacientes que experimentan convulsiones. Se necesita coordinación, acción rápida y, lo más importante, concentración en la seguridad del paciente.


Instrucciones

Quita todos los objetos cortantes o peligrosos de la boca del paciente inmediatamente. Puede que no puedas quitar los alambres de ortodoncia y los pernos usados ​​en ciertos procedimientos a tiempo, pero inténtalo de todos modos.

 

Cuida las vías respiratorias del paciente. Lo más importante es que el paciente pueda respirar (inclina la cabeza del paciente si es necesario para asegurarte de que puede respirar con facilidad). Si es posible, pídele a alguien que controle la respiración del paciente.

Coloca al paciente en posición supina, si es posible. Una silla dental puede ser útil para hacer esto. Si la convulsión no ocurre en una silla dental, trata de ubicar al paciente de lado. Sin embargo, no sujetes o muevas al paciente de alguna manera que pueda interferir con su seguridad en general.

 

Protege al paciente en todo momento. Asegúrate de que esté a salvo. Un ataque por lo general termina en un par de minutos o menos, y no hay nada que puedas hacer si no dejarlo que pase. El paciente probablemente se mantendrá a salvo, siempre y cuando mantengas su integridad física.

 

Controla el tiempo de la convulsión. Los paramédicos y los médicos necesitan saber cuánto tiempo dura. Si se prolonga por más de cinco minutos, llama al 911.

 

Administra medicación de emergencia si los servicios de emergencia te piden que lo hagas. Los dentistas suelen tener medicamentos como el diazepam y el midazolam, los cuales pueden ayudar en caso de crisis extrema. Sin embargo, un dentista no debe dar medicamentos sin recibir instrucciones del 911 o si han pasado menos de cinco minutos y no hay ayuda accesible.

 

Estabiliza la cavidad oral del paciente tan pronto como termine la convulsión. Cierra todos los agujeros o cavidades y retira los aparatos que no pudiste quitar cuando comenzó el ataque. No serás capaz de continuar con el tratamiento dental y el paciente será llevado con los paramédicos al hospital, por lo que su boca no debe estar expuesta a infecciones.

 

Proporciona un informe detallado de lo ocurrido a los paramédicos o médicos, según sea necesario. Los odontólogos tienen educación médica y pueden proporcionar a menudo observaciones y puntos de vista muy útiles cuando los pacientes experimentan problemas de salud.

 

 

 

Fuente: ehowenespanol

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?