Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

4 tips para tomar fotografías dentales excelentes

Publicado el: 19 de Septiembre de 2022

Por Will Schmidt, asistente dental registrado

En la práctica dental actual, la fotografía es vital tanto para el aspecto medicolegal como desde la perspectiva publicitaria. Capturar sus casos, desde la etapa preoperatoria hasta el resultado final, le proporciona información valiosa a usted y a su equipo, al mismo tiempo que les otorga a los pacientes un sentido de valor mayor y una mejor comprensión de su tratamiento. Las fotografías informativas y de alta calidad de sus casos son también una gran adición a su trabajo publicitario.

Para aprovechar al máximo las fotografías dentales, es importante asegurarse de que las está tomando con la mejor calidad posible. Aquí presento cuatro tips importantes para tomar fotografías clínicas excelentes que todo doctor o miembro del equipo puede implementar con una inversión mínima de tiempo y material.

TIP 1: POSICIONAMIENTO DEL PACIENTE PARA FOTOGRAFÍAS FACIALES

Posicione al paciente de una manera que optimice su imagen, asegurando que esté lo suficientemente cómodo para que luzca natural y relajado. Para lograr esto, ajuste la pose del sujeto de una manera que no requiera inclinar o voltear la cabeza ni el cuello. Voltear la cabeza, un error común en la fotografía dental, genera tensión, estiramiento y posicionamiento antinatural de los músculos del cuello, rostro y de la mandíbula. Esto no sólo provoca que las fotos sean menos llamativas, pero también muestran una versión distorsionada de las estructuras faciales que está intentando documentar. 

Localice un lugar dentro de su oficina donde el paciente pueda estar de pie, idealmente con una pared de color neutro, fondo e iluminación adecuada. Asegúrese de tener espacio suficiente en el área para que el fotógrafo pueda pararse frente al paciente, a una distancia que dependerá de qué tanto quiere que se muestre del cuerpo del sujeto en la toma. Desde ese punto, es sencillo tomar fotografías frontales del paciente en una posición relajada. 

Para las fotografías de perfil, puede usarse la misma escenografía, pero las instrucciones varían un poco. Para lograr fotografías de perfil, sin que el paciente tenga la tentación de voltear o tensar el cuello, dígales que volteen su cuerpo entero (comenzando por sus pies) para mirar a la pared perpendicular. Esto hará que miren de perfil al lente de la cámara sin necesidad de estirarse.

Tenga en cuenta que, si su paciente está sentado en el sillón dental en lugar de estar de pie, el fotógrafo es quien debe asegurarse que la cámara esté posicionada directamente frente al sujeto. Debe haber suficiente espacio para que el equipo no sea un impedimento. Para las fotografías de perfil, voltee el sillón dental de lado, o usted colóquese junto a la cámara en ángulo de 90° mientras su paciente continua mirando al frente. 

Para las fotos en las cuales el paciente esté sentado, aproveche que su cabeza está recargada en el respaldo justo donde la necesita, lo que facilita al paciente mantener su posición durante la sesión de fotos. 

TIP 2: POSICIÓN DE LA CÁMARA PARA FOTOGRAFIAR SONRISAS 

Los aspectos más importantes para considerar cuando tome fotos de la sonrisa de su paciente en primer plano son dónde y cómo sostener la cámara. Debido a que estas tomas se realizan desde una distancia cercana con una profundidad de campo estrecha, la posición de la cámara tiene impacto considerable en los resultados finales. El posicionamiento de cámara correcto minimiza distorsiones y crea tomas lo más claras y cercanas a la realidad posible. 

Para esas tomas en primer plano, recuerde que la cámara debe estar a un ángulo de 90° de los dientes. La lente y los dientes deben estar de forma perpendicular el uno del otro, ya sea que esté tomando una fotografía frontal o desde una vista lateral.                                                                                

Sostener la cámara demasiado alto, o inclinar la barbilla del paciente demasiado abajo, resultaría en una reducción de la sonrisa a causa del ángulo empinado. Lo contrario ocurre cuando se sostiene la cámara demasiado bajo, o la barbilla del paciente está inclinada demasiado alta, la foto resultante provocará que la forma de la boca parezca una sonrisa de cabeza.

Estos errores de angulación son comunes, no obstante, también es fácil evitarlos al poner atención a la posición de la cámara antes de cada toma. Asegúrese de que la dentadura y el lente de la cámara están a un nivel lo más perpendicular posible, y las imágenes generadas estarán libres de distorsión y serán un registro excelente de una sonrisa real.

Es importante mencionar que el ángulo ideal de 90° puede ser complicado de lograr cuando se toman fotos de los dientes posteriores que no están a simple vista. En estos casos, use un espejo intraoral limpio con un mango largo para retraer las mejillas y reflejar el área del sujeto desde un ángulo más directo. Luego, tome la fotografía de la imagen reflejada.

TIP 3: POSICIONAR LA MORDIDA PARA FOTOGRAFÍAS INTRAORALES

Cuando se les pide realizar una acción específica como morder, los pacientes tienden a sobre pensar el movimiento y terminan haciéndolo de forma exagerada y antinatural. Al tomar fotografías intraorales, estas mordidas artificiales no representarán correctamente la condición o posición de los dientes. 

Al tomar imágenes intraorales, mantenga sus ojos abiertos a la protrusión de la mandíbula, sonrisas estiradas y mordidas que no concuerden con la oclusión central. Corregir estas problemáticas se logra durante la misma rutina del tratamiento. Cuando el paciente realice la acción solicitada, pero de manera antinatural, prepárese para indicarle instrucciones específicas para rectificar el movimiento. Puede ayudar, por ejemplo, pedirle a un paciente que está teniendo problemas para morder naturalmente, que muerda en la parte posterior de los dientes. Esta indicación les permite concentrarse en cómo se siente la acción fuera del sillón dental y así podrán ajustar la mordida acorde a ello.  

TIP 4: MAXIMIZAR LOS RESULTADOS CON SETS COMPLETOS DE FOTOGRAFÍAS

Cuando se trata de fotografiar un caso dental, hay un último factor a considerar: el panorama completo de la documentación fotográfica. Ningún caso de estudio está terminado sin un set entero de fotos que registren el proceso del tratamiento. Esto aplica si las fotos tienen intención de usarse como herramientas publicitarias, recursos adicionales o registros de pacientes. 

Por esa razón, al usar fotografías para documentar sus casos, tome fotos en todas las etapas del tratamiento. Un set de un caso de restauración, por ejemplo, puede incluir una lista de tomas que consista en: 

  • Imágenes del “Antes” del paciente
  • Tomas del color natural del diente
  • Imágenes del diente después de la preparación
  • Imágenes del color del muñón
  • Imágenes de los provisionales 
  • Imágenes del proceso de cementación final
  • Revisiones post-procedimiento 
  • Fotografías del “Después” del paciente

Ejemplificar esta información con un set de fotografías es útil cuando le explique los planes de tratamiento individual a sus pacientes. Realizarlo de forma concisa y concreta aumenta el valor de inversión y la satisfacción en el proceso de tratamiento a los ojos de los pacientes. 

Para mejorar los resultados, es necesario que todas las fotos de un mismo caso sean tomadas dentro de condiciones similares y consistentes. Si cada etapa del proceso muestra la misma iluminación, angulación y ambiente, facilita la comparación de diferencias entre los dientes y el análisis del avance del tratamiento. 


CONCLUSIÓN 

Las fotografías de alta calidad son cruciales para su práctica. Estas les permiten a los pacientes observar las mejoras en sus dientes de principio a fin, y pueden ser usadas para crear materiales publicitarios como folletos o sitios web. También son de gran ayuda a la hora de comunicarse con el laboratorio para proporcionar documentos educativos de los tratamientos terminados, ya sean para que los estudie usted mismo o sus colegas. 

Y recuerde, como cualquier habilidad, entre más práctique, mejores resultados obtendrá.


Fuente: Glidewell