Logo Portal Odontólogos
Sección Odontólogos

La odontología pediátrica: Un eslabón fundamental en pacientes que requieren cuidados especiales

Publicado el: 15 de Agosto de 2019

 

La población infantil que demanda cuidados especiales representa un alto porcentaje en nuestra sociedad y cada año va en aumento. Este grupo poblacional tiene un mayor número de necesidades de salud no satisfechas, entre las que destaca la salud bucodental. Se trata de jóvenes que, a menudo, tienen que hacer frente a múltiples barreras, especialmente la de encontrar a profesionales que cuenten con una formación especializada y adaptada a este tipo de pacientes.

Los orígenes de la odontología pediátrica se remontan a finales del siglo XIX y principios del XX, tanto en Europa como en América. Los primeros tratamientos dentales se realizaban en asociaciones benéficas, hasta que en 1914 se inauguró la primera institución que proporcionaba esta atención a pacientes pediátricos en Boston, Massachusetts.

En la actualidad, la revolución de las comunicaciones, la tecnología, la globalización y la inmediatez son responsables de un cambio global que se produce a un ritmo vertiginoso. El campo de la odontología no es ajeno a esta evolución, pues cada década se duplica la producción científica a nivel mundial, aumentando un 10% cada año.

Por otra parte, el estilo de vida actual ha supuesto la aparición de nuevas patologías en la infancia, además de la existencia de otras que precisan de una atención especial por parte del facultativo. Por ello, es imprescindible contar con odontólogos formados y actualizados. Esta nueva era demanda profesionales que estudien de manera constante por necesidad, por ética y por responsabilidad social.

La odontología pediátrica supone una especial complejidad en diferentes áreas como son la patología odontológica, las alteraciones dentarias y las enfermedades no infecciosas de los tejidos duros del diente.

Pacientes con necesidades especiales

La salud bucodental representa un eslabón fundamental en el desarrollo de los más jóvenes. La prevención de patologías y complicaciones odontológicas requieren un adecuado control y seguimiento por parte de los profesionales.

Sin embargo, tan solo el 57% de los niños mexicanos acude al dentista. Asimismo, los pacientes pediátricos diagnosticados con patologías que demandan cuidados especiales, como la parálisis cerebral o trastornos de la sangre, poseen un mayor número de necesidades odontológicas no satisfechas.

Entre este grupo de pacientes se encuentran los jóvenes que padecen alguna de las siguientes enfermedades: el autismo, los trastornos convulsivos, el déficit de atención, la hiperactividad, la discapacidad intelectual, la parálisis cerebral, el asma y los trastornos de la sangre.

Los niños con necesidades especiales precisan consideraciones especiales. Por ello, el odontólogo debe poseer estas habilidades:

  1. Dominio de las condiciones médicas que necesitan atenciones especiales para entender los procesos y las terapias que afectan al ámbito odontológico.
  2. Destrezas en el manejo de la comunicación y estabilización de los pacientes.
  3. Comprensión del contexto social y terapéutico que rodea a los jóvenes con necesidad de cuidados especiales.
  4. Conocimiento de las consecuencias que conllevan ciertas patologías en la salud oral, como la hiperplasia gingival en pacientes con trastornos convulsivos.

Estos jóvenes se encuentran con múltiples barreras a la hora de recibir la atención odontológica necesaria. La causa más señalada por los padres y tutores es la dificultad de encontrar profesionales que quieran y sepan tratarlos. Asimismo, los profesionales admiten no sentirse capacitados para ofrecer una buena atención a este grupo poblacional, señalando que durante su formación universitaria no recibieron los conocimientos necesarios para atender a pacientes que requieren necesidades especiales en odontología.

Fuente: CEU Cardenal Herrera

También puede interesarte: Master Online en Odontología Pediátrica Actualizada

 

¿Tienes alguna Pregunta/Comentario?